"Adopta un horno". Campaña para promover la economía regional istmeña

La tragedia del jueves 7 de septiembre de 2017 no sólo destruyó viviendas y enlutó hogares, también detuvo abruptamente el comercio regional, del que la ciudad de Juchitán es centro neurálgico. 

Las ollas de barro que afanosamente crean los alfareros de Ixtaltepec, son adquiridas por familias de Xadani, San Blas Atempa, Unión Hidalgo y Juchitán, entre otras poblaciones, para elaborar productos a base de maíz: tortillas de horno, memelas, tamales y los emblemáticos totopos. Pero con el terremoto de 8.2 grados en la escala de richter la mayoría de estos medios de produccción milenarios fue destruido.

En los recorridos que han realizado los brigadistas del Comité Melendre, de la Junta Vecinal Guendalisaa y del Instituto de Cultura Zapoteca hemos identificado decenas de familias totoperas cuya actividad económica se detuvo, lo que repercute negativamente en su calidad de vida, ya que al depender primordialmente de la comercialización del totopo, se enefrentan a un panorama desolador.

Na Natividad a sus quince años


Victoria Guzmán Cabrera

Memoria Gráfica Zapoteca ―proyecto Comité Melendre― presenta esta fotografía con 72 años de antigüedad. 

En ella se encuentra retratada Na Natividad Girón Zárate, a sus 15 años de edad. Cuando le tomaron la fotografía trabajaba como mesera en un restaurante de Ixtepec.

Podemos apreciar los hermosos ojos rasgados y la estética de las mujeres de esa época, representativas del fenotipo zapoteca. 

Na Natividad tiene ya 87 años de edad [en 2013]. Le agradecemos inmensamente por habernos compartido esta hermosa postal para que la comunidad pueda apreciarla.

Los invitamos a que juntos construyamos un acervo visual, porque a través de la fotografía también conocemos nuestra historia. 




[Texto publicado en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 33, Jue 14/Mar/2013. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

Poblando el Istmo: ventajas y obstáculos

Beatriz Cruz López

Esta semana la Biblioteca Digital de Historia Zapoteca, proyecto del Comité Melendre, recomienda el trabajo de Leticia Reina titulado “Poblamiento y epidemias en el Istmo de Tehuantepec, Siglo XIX”. 

En este trabajo, la autora hace el recuento de cuáles fueron las estrategias gubernamentales que se llevaron a cabo en el siglo XIX para poblar la región del Istmo, en aras de impulsar el desarrollo económico de esa región estratégica para el país. 

De igual forma, expone cuáles fueron los mayores obstáculos para el éxito de esos planes: enfermedades, clima, catástrofes naturales y guerras. 

Finalmente, comenta los avances en materia de salubridad y comunicaciones que lograron impulsar, ya a finales del siglo en cuestión, el crecimiento poblacional, y sus consecuencias para la dinámica social en el Istmo. 

Este trabajo sobre demografía histórica se puede descargar desde:


Mi elefantito violeta

Dionisio Hernández Ramos


Mi elefantito violeta decidió suicidarse
colgándose de su propia trompa
de una nube escarlata
Se había enamorado de una altiva
cisneza  que llegó a navegar
al inmenso lago de su imaginación
Con movimientos colmaron
y al contacto con el cuerpo de éste
se agitaron al grado de maremoto
y desbordaron su razón
Mi elefantito violeta enloqueció
mi elefantito violeta decidió suicidarse


Poema 'Viernes', de Dionisio Hernández Ramos



Ana Laura Palacios Cepeda

Dionisio Hernández Ramos, poeta originario de Zanatepec, es autor de varios libros, entre los que destacan: Las variantes de mi voz, Diario de un inventor, Fuego de un mismo árbol, Soledad en sitio, El sueño de la batanda y El niño que come luna. También ha publicado sus textos en diferentes revistas literarias, entre ellas Guidxizá (Nación Zapoteca).

Bajo un árbol frondoso

Alfonso Carballo

                                         A los hijos
                                            de nuestros hijos.
                                            Por supuesto.

Dices, Esteban,
«Toda palabra nace del silencio».
Yo os digo:
y si no termina uno por concentrarse nunca?

Ayer, estuve leyendo un libro,
y me topé con las palabras tuyas
desentrañando la piel de tu pueblo.

Comité Melendre convocará al Primer Foro Regional de Seguridad Ciudadana

Porque es urgente que la sociedad se organice para recuperar su tranquilidad.


En el marco de los objetivos del Comité Autonomista Zapoteca "Che Gorio Melendre" y ante el aumento alarmante de la inseguridad y los feminicidios en la región del Istmo, el Comité Melendre convocará al "Primer Foro Regional de Seguridad Ciudadana", en el cual se plantearán inquietudes, se compartirán experiencias y se delinearán estrategias de participación comunitaria organizada para recuperar los lazos sociales que incidan en la disminución del índice delictivo en nuestra región.

En breve, se darán a conocer los detalles de este Foro Regional que estará abierto a todos los sectores sociales que también busquen contribuir a la recuperación de la paz y la tranquilidad en las calles, barrios, colonias y municipios istmeños.

En defensa del bla, bla, bla

Pedro Miguel 

De seguro ya lo saben, pero igual les platico: para quienes tenemos el lenguaje como materia prima de nuestra chamba resulta muy graciosa esa contraposición infundada que establecen algunos entre acción y palabra, entre discurso y praxis, como si el hablar no fuera parte del hacer, como si la formulación verbal o escrita no fueran, en sí misma, acciones concretas.

Se suele usar las expresiones “bla, bla, bla” o “palabrería” para referirse a un discurso mentiroso y hay la creencia rústica de que la comunicación, por sí misma, no sirve para nada.

Gráficos 43: Cecilia Valvaz

Nació en 1992. Su nombre completo es Indira Cecilia Valdivieso Vázquez. Originaria de Salina Cruz, actualmente radica en la ciudad de Juchitán por cuestiones académicas. Estudia en la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID) la carrera en Mercadotecnia y Publicidad, en el octavo cuatrimestre.

Desea crear conciencia sobre el cuidado del medio ambiente, la flora y fauna de nuestra región. Considera que mediante la fotografía se puede lograr tal objetivo, ya que una rama de árbol puede ayudar a crear el escenario perfecto para trasladarse a otro mundo, además de que puede guardar los momentos especiales de una manera original.

Año sabático

Guillermo Goussen Padilla.
DATO.- El siguiente texto obtuvo el Primer Lugar en el “XXII Concurso de Relatos Ciudad de Zaragoza”, en España, en julio de 2003. El autor ―escritor nicaragüense― lo ofrece con mucho gusto para disfrute de todos nuestros lectores. Se publicó originalmente en Istmo Autónomo, hoy Revista Guidxizá, Año II / Nº 7, Julio-Septiembre de 2005.


AÑO SABÁTICO

Guillermo Goussen Padilla

“Sintió, al atravesar el umbral, que morir en una pelea a cuchillo, al cielo abierto y acometiendo, hubiera sido una liberación para él, una felicidad y una fiesta...”
Jorge Luis Borges
EL SUR

A Guido Münch, 
porque la ficción siempre traiciona al ser real, 
al amigo.


Rafael Arancibia siente que cada metro recorrido en la espesura del Istmo de Tehuantepec significa un retorno. Nada nuevo para quien ha sobrevivido a la inopia, a la incapacidad de putear como loco contra la lógica revestida de condescendencia académica; que ha naufragado entre el “sí, maestro” y la depresión de no ser el enfant terrible que la urgencia social espera.

'Nereidas' de Amador Pérez Torres Dimas, en la ejecución de Arodi Martínez y Máximun Sax

Natalia Cruz

Arodi Martínez. Foto.- Victoria Guzmán Cabrera /
Comisión de Registro Fotográfico.
No sólo Chu Rasgado universalizó su canto. Uno de los danzones más conocidos e interpretados por las orquestas en todo el mundo, es el bello y cadencioso Nereidas. Su autor es el gran Amador Pérez Torres Dimas, zapoteca originario de la Villa de Zaachila, en la región de los Valles Centrales, quien nació el 15 de abril de 1902 y murió el 30 de enero de 1976, habiendo sido sus padres Gildardo Pérez y Macrina Torres.

Nereidas es su obra más famosa. Ha sido interpretada por orquestas de talla internacional, como las cubanas: Mariano Mercerón y su Orquesta, la Sonora Matancera, y Acerina y su Danzonera. Y en México, es repertorio de ley de la emblemática Sonora Santanera. De igual manera Adela, Circulando, El Acahual, Cuando canta el cornetín, son otros de los danzones conocidos de Dimas.

Pero ninguno como Nereidas, una de cuyas versiones más hermosas, es la hecha por el paisano del mismo Dimas, el joven músico benzá, también originario de Zaachila, Arodi Martínez; talentoso saxofonista, ganador del Premio ‘Charlie Parker’, fundador del cuarteto de saxofones Máximum Sax, con un sonido contemporáneo que conjunta el virtuosismo musical, con el entrañable sabor de la música tradicional.

Kuiñu ña Chambalee / Los celos de la libelula


(Poema en lengua mixteca de la costa) 

Hermenegildo López Castro

Cha kuiñi cha chínu yúta 
ta kutashi dúta. 
Ta kua´an cha vichi. ¡de´e! 
shína cha de´eri lii ñuñu, 
shína cha dukua´ari, 
shína cha yaa titinuri; 
ka´anu shaan kúniri, 
vati nuura ndívi. 

Satátira táti chi iin shíko 
víchi,
ta kicha´a káni díchi ña 
chambalee, 
vati ra táti kunira chira 
dívi,
vati ra lii ñuñu índi tusiiíni 
titinura. 

Sada´avi ña´a ña chambalee 
chira dívi,
tuka nuu ka´anu ni ta´anña, 
chakuindi shean tíchi 
viko, 
da´allu tashiínian; 
ora ni cháku 
iin ña íta. 


Ni aztecas ni mexicas: falsa, la "historia prehispánica" de México

Guillermo Marín Ruiz

Los graves problemas que aquejan al país, tienen una génesis estructural en la memoria histórica y la identidad. Porque, como personas, familias y pueblo “somos lo que recordamos”. El sistema colonial en el que vivimos, está justamente sustentado en que, el pueblo y todas y cada una de las personas, no sepan, en verdad, “de dónde vienen, quiénes son y a dónde van”.

El pueblo ha vagado ciego a tropezones en este infierno de injusticias llamado “Laberinto de la soledad”. El Estado necolonial, de ideología criolla, ha amalgamado una serie de mentiras y verdades a medias para crear su “historia oficial”. Nos dejan ignorantes y amnésicos. “Así nos quieren, así nos necesitan”. 

El país de los criollos y para los criollos, indebidamente se llama México, porque ese nombre viene de mexica y no todos descendemos de ellos. Pero el problema es más grave.

La historia prehispánica de este país se basa en la supuesta historia de los mexicas. Estos fundaron Tenochtitlan en 1325, que fue destruida en 1521, es decir, tuvo una duración de 196 años. Mientras los toltecas tuvieron 1050 años de esplendor, o los zapotecas tardaron 1350 años en construir el Tollan de Daani Beedxe' (Monte Albán).

¿Cómo es posible que el último pueblo nómada en llegar al Valle de México, como cazador y recolector, sea el representante de la historia ancestral?