Postura del Comité Melendre ante la Consulta para el "Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec" (Corredor Transístmico)

Juchitán, Nación Zapoteca, 29 de Marzo de 2019
6 Agua de Gabena (13 del 6° mes), Año 11 Temblor


Con mucha preocupación leemos la Convocatoria a las Asambleas Regionales Consultivas sobre la creación del "Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec" que se realizarán el sábado 30 y domingo 31 de marzo del presente año en distintas sedes de los estados de Veracruz y Oaxaca.

Resulta extraño que un proceso de tanta importancia para el Estado Mexicano se anuncie con muy pocos días de antelación. El documento en cuestión se publicó en el Diario Oficial de la Federación el martes 26 de marzo (fechado el 20 de marzo) por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

Como zapotecas que somos, consideramos totalmente equivocado el modo en que dicha Consulta pretende realizarse, sin apego no sólo al marco legal internacional y local, sino al trato justo y equitativo que merecen los pueblos originarios de este país.

Es técnicamente inviable efectuar las etapas informativa, deliberativa, y de consulta y acuerdos en sesiones de un solo día por grupo étnico. Baste recordar que el “Proceso de consulta previa libre e informada a la comunidad indígena de Juchitán de Zaragoza, sobre la construcción y operación de un proyecto de generación de energía eólica, promovido por la empresa Eólica del Sur” dilató nueve meses, y fue duramente cuestionado y hasta desconocido por algunos sectores. Además, resulta incongruente con la misma Convocatoria que a la letra dice que los pueblos originarios “como sujetos de derecho público, serán el eje central de atención de la política pública y de los proyectos estratégicos, con mayor razón en aquellos casos donde son titulares de las tierras, territorios y recursos naturales”. ¿Cómo pretende hacerse efectivo lo anterior cuando se convoca con menos de una semana de antelación a autoridades e instituciones que representan a más de medio millón de ciudadanos? ¿Acaso piensan que las poblaciones conocen, estudian, discuten y deciden temas trascendentales en menos de 24 horas?

Imparte Comité Melendre curso sobre Medio Ambiente en la Sierra Zapoteca Istmeña

El jueves 28 de febrero de 2019, a las 17:00 horas, Omar Santiago Ramírez, responsable del proyecto Naturaleza, Casa Nuestra e integrante del Consejo Directivo del Comité Melendre, impartió una charla a pobladores de la comunidad de Guichixú ('Pueblo del Temblor'), perteneciente al municipio de Santiago Laollaga.

Por acuerdo de Asamblea realizada el 13 de enero, las autoridades encabezadas por el Agente Municipal, Iréis López Palomec, solicitaron al Comité Autonomista Zapoteca "Che Gorio Melendre" el apoyo para la realización de una plática en el centro de la población, ubicada en los límites de la Sierra Zapoteca y la Planicie Costera del Istmo de Tehuantepec a la que estarían convocados todos sus habitantes, incluyendo niños y personas de la tercera edad. 

La rebelión de Tehuantepec, por Christobal Manso de Contreras


[DATO.- El documento que leerán a continuación es de gran interés para la historia de nuestros pueblos, pues en esas páginas está contenido parte del relato que un español hizo de los sucesos violentos que se originaron en Tehuantepec en el año de 1660, en el que participaron personas de distintas comunidades y grupos étnicos.
   
Texto publicado en Istmo Autónomo, hoy Revista Guidxizá, Año I, N° 4, enero-febrero de 2005. Tomado de La rebelión de Tehuantepec, por Christobal Manso de Contreras, Publicación del H. Ayuntamiento Popular de Juchitán, 1983. Christobal Manso de Contreras fue quien llegó a ocupar la Alcaldía Mayor de Tehuantepec en 1661].


Christobal Manso de Contreras

RELACIÓN (Fragmento)

El caso fué de lo más graves, más escandalosos y de peores consecuencias, que han sucedido en esta Nueva España, porque, llevados los indios de estas Provincias de Tehuantepec del sentimiento que les ocasionaron las cargas y pensiones de repartimientos que les impuso don Juan de Avellán, su Alcalde Mayor, ó porque la codicia humana le estimulase, ó porque, como el vulgo feroz quiere dar á entender, usase del valimiento y mano poderosa de su dueño, el Virrey (sobre cuyos créditos las más veces cargan las culpas de los criados, sin que obste su malicia, cuando la opinión común imaginada las acredita por ciertas), trataron de matarle y á todos los españoles de esta villa, si se opusiesen á sus depravados intentos, señalando en sus juntas hora y día de las disposiciones que habían de tener con tal secreto, como el que acostumbran en todas las cosas que se ofrecen entre ellos mismos (de que son observantes sin segundo), no porque tan heroica parte, en que consiste el más seguro acierto del deseo, la pueda prevenir el entendimiento que los asiste, sino por naturaleza de su nación.   

El sitio arqueológico de Guiengola

Gubidxa Guerrero Luis / Etnohistoriador

Pirámide poniente
Por su ubicación, forma y sistema constructivo se cree que Guiengola (en lengua zapoteca o didxazá: “piedra grande”) es un sitio donde los zapotecos se resguardaban y defendían. La fortificación se encuentra a mas de 400 metros sobre el nivel del mar; está ubicada al noroeste de Tehuantepec, a 15 kilómetros aproximadamente de la ciudad, en el Estado de Oaxaca, y es un tanto inaccesible por la imposibilidad de llegar en automóvil al sitio, ya que se tiene que caminar aproximadamente una hora en una zona muy inclinada.
Acerca del lugar se han hecho escasas investigaciones y algunas de ellas fueron llevadas a cabo sin el menor rigor científico, movidas únicamente con el fin de llevar un registro arqueológico. El lugar es mencionado directa o indirectamente en varios textos antiguos y en algunas obras narrativas que van del siglo XVI, a la actualidad.

#ViviendaComunitaria. Proyecto de reconstrucción en el Istmo de Tehuantepec

"Casa Cero", vivienda muestra de #ViviendaComunitaria. Marzo de 2017
El terremoto más terrible en la historia reciente de nuestro país destruyó miles de viviendas en estados del sureste mexicano como Oaxaca y Chiapas. El 7 de septiembre de 2017 será una fecha que nunca olvidarán los habitantes del Istmo de Tehuantepec. Septiembre, con sus sismos posteriores del día 19 y 23 y las más de veinte mil réplicas durante los meses siguientes, quedará grabado en la memoria del dolor como el "mes del terremoto", Beeu Xu en lengua zapoteca.

Reporte semestral de Comité Melendre ante el Fondo Mixto México-España y Acciona Energía

Se ha llevado a cabo la primera parte del proyecto conjunto “Iniciativas de reactivación económica regional tras los terremotos de septiembre de 2017 en Oaxaca, México”


Tras los sismos de septiembre 2017, el Comité Melendre propuso reactivar la economía regional, en el Istmo de Tehuantepec, a través de iniciativas que impactaran en los oficios regionales, con la finalidad de echar a andar nuevamente las cadenas productivas, proveer de herramientas de trabajo a nuestros artesanos y dar poder adquisitivo a familias damnificadas.

"Adopta un horno". Campaña para promover la economía regional istmeña

La tragedia del jueves 7 de septiembre de 2017 no sólo destruyó viviendas y enlutó hogares, también detuvo abruptamente el comercio regional, del que la ciudad de Juchitán es centro neurálgico.

Los comixcales de barro que afanosamente crean los alfareros de Ixtaltepec y Juchitán son adquiridos por familias de Xadani, San Blas Atempa, Unión Hidalgo y Juchitán, entre otras poblaciones, para elaborar productos a base de maíz: tortillas de horno, memelas, guetabinguis, tamales y los emblemáticos totopos. Pero con el terremoto de 8.2 grados en la escala de richter la mayoría de estos medios de producción milenarios fue destruido.

En los recorridos realizados, los brigadistas del Comité Melendre identificamos decenas de familias totoperas cuya actividad económica se detuvo, lo que repercutió negativamente en su calidad de vida, ya que, al depender primordialmente de la comercialización del totopo, se enfrentan a un panorama desolador.


Por tal razón, el Comité Melendre tomó la iniciativa de aliarse con actores estratégicos del sector privado y de la Sociedad Civil para implementar el proyecto: "Adopta un horno", con el fin de de revivir esta actividad comercial, a la vez que se amplía el catálogo de ayuda humanitaria tras el terremoto.

Fotografía David Cartas.
Al incorporar el totopo a las despensas entregadas a los afectados, además de reconocer el legado alimenticio zapoteca, se beneficia a un importante número de familias en el siguiente orden: alfareros de Ixtaltepec y comunidades aledañas que podrán vender por adelantado decenas o cientos de ollas para hornos; las totoperas de Xadani, San Blas Atempa, Unión Hidalgo, Juchitán y otras comunidades que podrán reemprender la actividad económica familiar; agricultores de la región del Istmo que podrán mercar el maíz recién cosechado, que afortunadamente no se perdió con el terremoto; y, finalmente, los damnificados de toda la región istmeña que contarán en los paquetes de ayuda humanitaria con un producto básico de su dieta tradicional.


"Canasta básica istmeña", Campaña para reactivar la economía regional

Los terremotos del 7, 19 y 23 de septiembre de 2017 pausaron el pujante comercio de la región istmeña. El Mercado Central de Juchitán de Zaragoza, Oaxaca, que concentraba a miles de vendedoras zapotecas, huaves, zoques, mixes y chontales tuvo graves daños estructurales en el edificio de dos pisos, ubicado detrás del Palacio Municipal, que colapsó en una tercera parte.

Los envíos en especie contribuyen a aminorar la tragedia. Las miles de familias que perdieron su patrimonio encuentran en los paquetes de ayuda humanitaria un bálsamo que les permite ahorrar el dinero que podrá ser destinado a la reconstrucción de sus hogares.  Además de que muchas otras perdieron sus fuentes de empleo directas, al haber colapsado los locales comerciales o medios de producción (como hornos de comixcal) que les brindaban el sustento.

Sin embargo, la disminución del gasto doméstico también ha afectado directamente las redes de comercio regional. Los productores locales de maíz, lácteos, legumbres, así como las cocineras, totoperas y vendedoras de otros productos alimenticios han visto disminuir dramáticamente su clientela, repercutiendo negativamente en sus ingresos.

#TejiendoHermandad. Proyecto de reactivación económica regional

Luz Areli Gallegos, de la Séptima Sección, mostrando un lienzo a Aurora Catalán durante la planeación del proyecto 

Uno de los sectores más perjudicados como consecuencia de los terremotos del mes de septiembre de 2017 en el Istmo de Tehuantepec es el de las tejedoras y bordadoras; no sólo porque en la región se suspendieron casi todas las celebraciones del ciclo festivo zapoteca, conocidas como velas, sino porque cientos de ellas perdieron un elemento fundamental para la elaboración de los famosos trajes, blusas y huipiles: los bastidores de madera.

Poca gente sabe que detrás de la elaboración de una prenda tradicional hay varios participantes: el carpintero que construye el bastidor de madera sobre el que se monta la tela que ha de ser tejida o bordada; la comerciante de telas, que surte de materia prima el mercado local; la comerciante de hilostinta de las artistas istmeñas; el pintor o dibujante que elabora los hermosos diseños que las hábiles manos se encargarán de iluminar con hilos y, finalmente, las tejedoras y bordadoras, propiamente, quienes dan forma final al producto mundialmente conocido y reconocido como traje de tehuana o traje de mujer istmeña.

#TejiendoHermandad supera la meta. Pasa a siguiente fase

Cuando se lanza una iniciativa, se fijan metas realizables. Tratando de adquisición de textiles de valor relativamente alto, se debe tener cuidado en no crear falsas expectativas.

#TejiendoHermandad se propuso DAR EMPLEO A CINCUENTA TEJEDORAS-BORDADORAS para reunir fondos suficientes para poder DONAR CINCUENTA BASTIDORES DE MADERA elaborados por carpinteros de la region, dando prioridad a las que fueron afectados durante los terremotos del 7, 19 y 23 de septiembre de 2017. 

Cuatro grupos de diez tejedoras cada uno fueron organizados para trabajar durante tres semanas. Dieron forma a bellísimas prendas, adquiridas por varias clientas-donantes. Los huipiles y las blusas se mostraron en Facebook con fines de transparencia. La iniciativa contó con un subsidio inicial que sirvió como motor de arranque.

#CreandoComunidad. Iniciativa para fortalecer el tejido social en Juchitán

Con los terremotos del mes de septiembre en el sureste mexicano no solamente se vinieron abajo casas y edificios públicos, ni únicamente se vieron afectadas las redes comerciales. También se puso en evidencia cierta desorganización en las poblaciones dañadas, especialmente en Juchitán, ciudad zapoteca de cien mil habitantes.

Hace varias generaciones existieron formas de organización social que facilitaban actividades comunes como la cooperación para el trabajo, la seguridad pública, obras sociales y hasta actividades de tipo ritual. Sin embargo, algunos sectores en el Estado mexicano no vieron con buenos ojos la asombrosa capacidad organizativa istmeña, porque a ella también atribuían el carácter rebelde de sus habitantes.

Durante el presente siglo, el tejido social en Juchitán se ha desdibujado. Los ancianos se lamentan de la falta de sensibilidad entre las nuevas generaciones. "Las personas ya no se saludan, ya no se ayudan, ya no se conocen..." suele ser la expresión constante.

Pero no todo es desesperanza. Los terremotos de septiembre también permitieron ver la otra cara de la moneda: una sociedad civil activa, organizada, pujante, bienintencionada y segura de sí, que logró ponerse al servicio de la comunidad entera. 

'Espera, por favor', de Asís Otaquí Rivera, en la interpretación de la Orquesta de Roy Luis



Natalia Cruz

Uno de los períodos que marcaron la historia de la evolución musical en el Istmo de Tehuantepec, fue la época de las grandes orquestas. Época, sin duda, dorada, que comenzó desde poco antes de la mitad del siglo pasado. La Reina de Ixtaltepec, del maestro Pánfilo Antonio Toledo; la Aristocrática, de don Agustín Ortiz, en Tehuantepec; el Combo del Negro Laido, también en Tehuantepec; y la Orquesta de Roy Luis, de Unión Hidalgo, fueron las más emblemáticas.

La mayoría  de ellas se extinguieron para dar paso a los grupos musicales, que amenizan y dan alegría a nuestras fiestas, como los conocemos hoy en día. Algunos conservan reminiscencias de aquel sonido clásico y cadencioso que, con boleros y danzones, hacía vibrar los corazones y, a los pies, moverse solitos.

Hoy todavía podemos escuchar a la Orquesta de Roy Luis, también conocido como El Rey del Istmo, originaria de Ranchu Gubiña (Unión Hidalgo), Nación Zapoteca. Pues los descendientes del maestro, continuaron con el legado musical iniciado por él. 

Esta población es cuna de grandes músicos, como también lo es de grandes compositores. Tal es el caso del profesor Asís Otaquí Rivera, quien, orgulloso de sus raíces, ha compuesto casi cien canciones. La mayoría de ellas, son temas de amor dedicados a la musa de nuestros grandes artistas: la mujer istmeña.

En esta ocasión, Sonidos de la Nación Zapoteca, Proyecto del Comité Melendre, presenta el tema Espera, por favor, de la autoría del maestro Otaquí, en la interpretación de la Orquesta de Roy Luis, con Jimmy Reyna como voz principal. La canción fue grabada en el año de 1977; y en el año de 1978, el director artístico de la empresa Cisne-Raff, disquera a la que pertenecía El Rey del Istmo, la escogió para sacar en disco de 45 revoluciones, con dos sencillos, pasando por encima de la otra opción: Mía nomás, de Agustín Lara. El éxito fue rotundo.

Para escuchar y descargar este tema de manera gratuita, pueden entrar a www.facebook.com/SonidosdelaNacionZapoteca y a www.comitemelendre.blogspot.com.

Pinche aquí para descargar Espera, por favor.

Asís Otaquí durante la visita del equipo de Sonidos de la
Nación Zapoteca
a Unión Hidalgo.

[Reseña publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, publicado en EL SUR, diario independiente del Istmo. Año I, N° 48, Dom 23/Jun/2013. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

QUALITAS, empresa de seguros, se suma a la campaña #CanastaBásicaIstmeña

Salma Corres

México se ha caracterizado por ser un país solidario ante las catástrofes. La respuesta de la sociedad civil en las primeras horas del terremoto del 7 de septiembre de 2017 que afectó a la región del Istmo de Tehuantepec, fue igualmente activa y solidaria.

Esta solidaridad se vio reflejada también en las aportaciones del sector empresarial a las iniciativas que el Comité Melendre ha venido desarrollando para reactivar la economía en la región, en los días posteriores al terremoto.