La Revista Guidxizá, desde la óptica de Víctor Terán

Víctor Terán. Fotografía.- Victoria Guzmán Cabrera
Víctor Terán

(Texto leído durante la presentación de la Revista Guidxizá en la Casa de la Cultura de Juchitán, el sábado 11 de agosto de 2011)

La Revista Guidxizá (Nación Zapoteca) número 17, correspondiente al mes de julio de 2012, está ya, felizmente, en circulación. Es producto de la pasión amorosa por divulgar el arte y la cultura de los binnizá y del esfuerzo perseverante y desinteresado del Comité Autonomista Zapoteca “Che Gorio Melendre”.
     Pero, ¿qué es el Comité Melendre? Es un colectivo de personas altruistas y admirablemente entusiastas, pertenecientes a diferentes poblaciones zapotecas, que desarrollan un trabajo voluntario para “la transformación positiva de la sociedad binnizá”. 
     Es plausible mencionar que desde la fundación de este Comité, el 8 de mayo de 2004, a la fecha, lleva instituidos doce Proyectos culturales sin recibir patrocinios ni subsidios de ninguna institución o partido político, entre los que destacan, una fonoteca virtual, Sonidos de la Nación Zapoteca; un programa radiofónico intitulado Nuestros Pueblos, Nuestra Historia; una Biblioteca Digital de Historia Zapoteca; TvMelendre; Cine para todos; publicación de libros en Ediciones Guidxizá; Campaña por la Memoria Histórica Zapoteca, y la Revista Guidxizá
     Su estructura bien cimentada, organizada y dirigida por el incansable amigo Gubidxa Guerrero Luis, consta de un Consejo Directivo, el Colectivo propiamente y su Red de Voluntarios, que ha hecho posible, además de los Proyectos anteriores, otras actividades como recitales de música y poesía, torneos deportivos y conferencias.
     La Revista Guidxizá es una muestra del amor y la dedicación plena que el Comité Melendre despliega en sus trabajos; su calidad evidente, en aspecto y contenido, habla de la profesionalidad con la que este Colectivo infunde sus proyectos y actividades.
     La Revista es un gusto para los sentidos y la razón: para los sentidos, por el material, diseño y formato, y por los textos literarios y viñetas presentados en ella; para la razón, por los artículos de análisis y discusión como: “Guidxizá, voces de las nubes”, de Tonatiuh Castro; “El Traje de Tehuana”, de Gilda Becerra de la Cruz, y, “Algunas palabras sobre La Micaela y La Martiniana”, de Gubidxa Guerrero.
     Sentimientos y razones que conmoverán e ilustrarán seguramente al mundo, pero con mayor énfasis a los zapotecas istmeños por provenir del corazón e inteligencia de la sangre binnizá.
     Esta revista, por su seriedad y profesionalidad, se ha convertido en un espacio privilegiado para fomentar y compartir el quehacer investigativo y literario de jóvenes y maduros, y constituye un esfuerzo por recuperar y divulgar la lengua, historia y cultura de los binnigula’sa’ y binnizá, que la iguala en calidad y dignidad con las grandes revistas producidas por intelectuales zapotecas como Neza, Neza Cubi, Guchachi’ Reza.
     Con respecto a su contenido literario, las creaciones en zapoteco y español se empalman en galanura y contundencia e inundan de imágenes y sensaciones las páginas, que hacen ver y sentir a los lectores montes, flores, soles, canciones nocturnas, mariposas negras, escobas en llamas, un crucigrama con segundos y minutos verticales, olor a sábila tierna, orillas del viento, gotas de sol y sangre, angustia azul, dudosos incendios. Páginas que teje(n) con sus voces altas/los siglos de barro entre sus lenguas//…aves (que) cargan la historia en sus garras:/la del niño con su panza serpenteante de moscas, /la del viejo con su espalda quebrada/la de áridos maíces en cada surco de la tierra. Textos que resplandecen del brillo de dos obras maestras de la literatura binnizá: el poema Ca binnizá - Los zapotecas, del poeta Enedino Jiménez, y la letra de canción: Tu nuzaabi’ zaguixe de don Eustaquio Jiménez Girón, Taquiu Nigui.
     Guidxizá, entonces, es una revista cultural y literaria, que en cada publicación se supera y se consagra en el gusto del lector más exigente. Enhorabuena, amigos del Comité Melendre, gracias por la labor esencial que realizan a favor de la cultura y arte zapotecas a pesar de las condiciones actuales adversas. Su honestidad, creatividad y calidad en el trabajo son actos que afirman y confirman los versos del poema que cierra este número 17 de esta revista espléndida: “Somos el pueblo zapoteca/los hombres y las mujeres que aman el prodigio de su origen.//…Aquellos abuelos con el aliento de las flores/arreglaron sinfonías, elevaron su canto y su danza/sobre el viento y las nubes y el esplendor del sueño.//Así nació la hermandad que registra la costumbre/de los zapotecas vivos/los herederos que aman el prodigio de su origen”.

Guídxiguié, Guidxizá (Juchitán, Patria Zapoteca). 
Chii ne ti gubidxa lu beeu bixhono, iza 2012 (11 de agosto de 2012)


[Texto publicado en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 4, Dom 19/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

Presentación de Revista Guidxizá en Juchitán

*El evento se realizó el sábado 11 de agosto en la Casa de la Cultura

El sábado 11 de agosto, a las 17:00 horas, en el Teatro-Auditorio de la Casa de la Cultura de Juchitán, Nación Zapoteca, se realizó la presentación de la edición número 17 de la Revista Guidxizá (Nación Zapoteca), publicación cultural que enaltece la identidad de las personas que aman su pasado; revista que muestra al mundo la importancia de sí misma a través del arte y el conocimiento.  

En esta presentación se contó con la participación de dos grandes poetas: Víctor Terán y Guillermo Petrikowsky, quienes elogiaron la aportación conjunta de todos los integrantes del Comité Melendre en la realización de este trabajo. Los acompañaron Gubidxa Guerrero (Director de la Revista Guidxizá y Presidente del Consejo Directivo del Comité) y Ariana S. Martínez (Arte y Diseño de la Revista Guidxizá, y Responsable de Comunicación de la misma organización) quienes fungieron como comentaristas. Beatriz Morales Ruiz, coordinadora de este evento, dirigió las palabras de bienvenida al público asistente.

“Está más que claro el carácter participativo de todos los integrantes ―mujeres y hombres, adultos y jóvenes― del Comité Melendre”, comentó uno de los asistentes durante la ronda de preguntas y respuestas, lo que se constata en cada actividad que se realiza. 

Cabe mencionar que a esta presentación asistieron personalidades del ámbito cultural, económico y político, quienes de la misma forma agradecieron los esfuerzos que la organización realiza fomentando la creatividad, buscando nuevas ideas y elementos en el  desarrollo y contenido de la Revista Guidxizá y otros Proyectos. 

Al término de esta actividad cultural, se invitó a los asistentes al deleite de bocadillos típicos de la región, agradeciéndoles por su participación y asistencia. Más adelante se esperan actividades similares en la ciudad de Tehuantepec, así como en el Distrito Federal, de las que estaremos dando oportuna información.


[Nota publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 4, Dom 19/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]










Gráficos: Colectivo Bia’ni


Fue en la Semana Santa de 2006 cuando el Colectivo Bia’ni vio su primera luz en Tehuantepec, Nación Zapoteca, con una muestra fotográfica en el espacio que los definiría: el túnel (acceso a uno de los barrios de Guizii). De ahí su obsesión por buscar la calle en dos derroteros: como espacio vital, para mostrar y confrontar el producto de sus creaciones y, también, por la inspiración de las historias inconclusas que en ella suceden. El Colectivo tiene un objetivo inmenso frente a otros más particulares: valorar el proceso creativo en la fotografía. Para ello ha planteado un itinerario estable mediante dos muestras fotográficas anuales invitando a otros creadores para generar el intercambio de discursos visuales. El túnel, su galería callejera, ha sido el albergue de nueve muestras fotográficas, presentando, entre ellas, una colección internacional de la librería publica de San Antonio Texas; fotografía estenopeica en su movimiento de resurgimiento, macrofotografía y otras temáticas.

Dos colecciones tiene el Colectivo con número de registro:

1.- Dxiña. Días Fragmentarios. Sobre oficios de Tehuantepec y el Istmo
2.- Tehuana tú eres Sandunga.



[Imágenes publicadas en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 3, Dom 12/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

'La abuela Marina', tema de Fidel López

Ana Laura Palacios Cepeda

Fidel López (1970), compositor e intérprete de la Nación Zapoteca, originario de Juchitán. Desde temprana edad entró al ámbito de la música, teniendo como primer instructor a Ta Augusto, Chegutu, célebre maestro de guitarra que impartiera clases en la Casa de la Cultura de Juchitán, formando a una generación entera de jóvenes trovadores. 

A pesar de alejarse por varios años de la música, su pasión por ésta lo ha llevado a componer más de treinta canciones, una de las cuales, La abuela Marina, fue inspirada en nuestras abuelas binnizá, pues para el autor “la abuela es un ser supremo, cobijadora de los nuestros, que aparte de ser abuela es madre. La abuela marina es un tema que retrata a mi ciudad natal desde mi subjetividad. En mi abuela vi reflejado a mi pueblo, pues hablar de la abuela es hablar de Juchitán, y hablar de Juchitán es hacerlo de la abuela”.

El origen de la letra fue todo un proceso. Aun cuando las ideas en su mente formaban un rompecabezas, él sabía que hablaría de nuestras raíces, procurando no caer en la monotonía de las melodías que nos acostumbramos a escuchar cuando se refieren al Istmo de Tehuantepec. Después de mucho pensar cómo sería la canción llegó el momento. Fue en Nejapa de Madero ―donde radicaba por motivos laborales, pues además de músico es profesor― donde surgió esta hermosa composición.

En el mes de diciembre del año 2011, Fidel López aceptó colaborar con el Comité Melendre, participando en un recital a beneficio del Proyecto Cine para todos, en el que se le pudo escuchar La abuela Marina en el Teatro-Auditorio de la Casa de la Cultura, Lidxi Guendabiaani’, de Juchitán.

Gracias a que se lleva un registro de grabaciones de los recitales organizados por el Comité, este episodio pudo ser editado y subido a nuestro canal de Youtube: http://www.youtube.com/tvmelendre.

El archivo dura 4:54 min, y puede consultarse también en nuestra página de Facebook: www.facebook.com/TvMelendre. Lo recomendamos ampliamente.


[Reseña publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 3, Dom 12/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

Xhavizende. Un son de Adelaido Orozco Peña, El Negro Laido.



Natalia Cruz

Uno de los músicos y compositores que marcaron época en la música istmeña es, sin duda, el maestro Adelaido Orozco Peña, mejor conocido como El Negro Laido. Tehuantepecano de nacimiento (14 de julio de 1934), originario del Barrio San Antonio, pero avecindado desde hace mucho tiempo en el Barrio Santa María, cuenta hoy con 78 años de edad. 
     El Negro Laido y su ‘Combo’ ―agrupación musical que fundó y dirige hasta la actualidad― ha recorrido a lo largo de muchos años todas las poblaciones istmeñas; de igual manera, otras regiones como la Cañada, la Costa, la Cuenta del Papaloapan, e inclusive buena parte del sureste mexicano (Tabasco, Chiapas, Veracruz). Fue en las décadas de los 70s y 80s cuando tuvo su máximo apogeo, pues era la época de las grandes Orquestas en el Istmo. ‘La Reyna de Ixtaltepec’, la ‘Orquesta de Roy Luis’ y el ‘Combo del Negro Laido’ eran las más solicitadas en aquel entonces para alegrar las fiestas.
     Además de interpretar nuestros sones tradicionales, Ta Laido tiene en su haber más de 100 composiciones propias, entre cumbias, danzones, boleros y sones istmeños, que son interpretados por el propio ‘Combo’ y por otros artistas de la región. Por otro lado, se debe reconocer una importante labor que viene realizando desde tiempo atrás como formador de nuevas generaciones de músicos, que acuden a él desde muy jóvenes, a aprender la lectura del solfeo. Misión loable que continúa realizando hasta nuestros días.
     El son Xhavizende, es de los llamados ‘son yaa’ ―o sones nuevos, originales―, que Ta Laido dedicó al pueblo hermano de Juchitán. Con hermosos versos en didxazá, muestra su cariño por este pueblo y le canta a la belleza de la mujer juchiteca, así como a la añoranza por el cobijo de su alma en la iglesia del Patrón San Vicente Ferrer. 
     Una de las mejores intérpretes de sus temas es la cantante ―también tehuana― Yolanda González, quien en el disco que lleva por nombre ‘Así canta mi tierra’, grabó 11 canciones de la autoría del Negro Laido, con arreglos del maestro Eugenio Valdivieso Marín. Entre los sones y canciones ahí presentes destaca de manera especial Xhavizende, por ser un tema que hace énfasis en la unidad de dos pueblos que comparten más cosas en común (costumbres, tradiciones, historia, lengua… un mismo origen, sangre), que los detalles que puedan hacer diferencias.
     Es altamente significativo que un músico y compositor tehuano, formador de otras generaciones de músicos, haya dedicado ―en un franco gesto de fraternidad― un son a sus paisanos juchitecos. Ta Laido dice que “la música une, no divide”.
     Los invitamos a escuchar y descargar de manera gratuita esta bella pieza en la página www.facebook.com/SonidosdelaNacionZapoteca, fonoteca virtual del Comité Melendre, que cuenta en la actualidad con casi 300 temas de nuestra música binnizá, desde lo tradicional hasta lo contemporáneo. Ya saben: se vale descargar.

     Para descargar el tema anterior pinche el siguiente vínculo: Xhavizende.


[Reseña publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 3, Dom 12/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

'Cultura en las páginas'. Convocatoria para publicar en Guidxizá núm. 18




La Revista Guidxizá (Nación Zapoteca), publicación cultural del Comité Autonomista Zapoteca “Che Gorio Melendre”, 

INVITA

A todas las personas, sin distingo de nacionalidad, edad o género, a colaborar en su edición número 18 (correspondiente al mes de diciembre de 2012), enviando trabajos para las secciones de dicha publicación:

*Artículo (en formato Word, de 1 a 8 cuartillas / a doble espacio / Letra tipo Times New Roman / 12 puntos).
*Baúl de Letras: Narrativa, poesía (en formato Word, de 1 a 8 cuartillas / a doble espacio / Letra tipo Times New Roman / 12 puntos).
*Cancionero (en formato Word, de 1 a 2 cuartillas / a doble espacio / Letra tipo Times New Roman / 12 puntos).
*Gráficos (escaneados en alta resolución en formato .jpg, .tiff, .png .gif; en cualquier técnica, de preferencia a una tinta o que no pierda calidad al imprimirse a una tinta).
*Documento (deberá inédito, y debe estar acompañado de una introducción o presentación / en formato Word, de 1 a 8 cuartillas / a doble espacio / letra tipo Times New Roman / 12 puntos).
*Entrevista a alguna personalidad de las artes y/o la cultura (en formato Word, de 1 a 8 cuartillas / a doble espacio / letra tipo Times New Roman / 12 puntos). Esta deberá presentarse con una copia digital de su registro (audio o video) para fines de respaldo y documentación.
Los trabajos deberán ser inéditos y tener por temática la identidad y cultura zapoteca, o asuntos relacionados (otras etnias, otras lenguas, otras culturas). No obstante, si la calidad lo amerita, podrán seleccionarse textos ajenos a la temática recomendada.
Cada participante podrá enviar el número de trabajos o colaboraciones que desee y/o para las secciones que considere.
Al enviar su trabajo el participante otorga los derechos de publicación del mismo en las páginas de esta publicación.
Los textos e imágenes deben enviarse al correo electrónico comitemelendre@hotmail.com, a partir de la publicación de esta Convocatoria y hasta el día 31 de agosto de 2012.
Se notificará a los autores seleccionados vía correo electrónico el día 20 de octubre de 2012.
El premio consistirá en la publicación del material seleccionado y en la entrega a cada participante de cinco ejemplares de la Revista Guidxizá Núm. 18 - Diciembre.

Por la Unidad Zapoteca

[Texto publicado en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 3, Dom 12/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

Nuevas designaciones en el Comité Melendre

*Néstor Matus y Beatriz Morales asumieron sus responsabilidades esta semana


El Comité Melendre no cuenta con subsidios gubernamentales, y jamás ha recibido algún tipo de beca o estímulo pecuniario. Por tanto, desde el momento de su fundación ―hace poco más de ocho años― se hizo preciso optimizar sus recursos materiales y humanos. Los primeros provienen principalmente de las cooperaciones de sus integrantes, y los segundos son las capacidades de éstos. 
     Nuestra agrupación le debe mucho a su sencilla estructura, la cual funciona bajo los principios de Autoridad y de Responsabilidad. Todos los integrantes designamos al Consejo Directivo el último mes de cada año, y es dicho Consejo el que va repartiendo las atribuciones y deberes.
     De esta manera, distintos integrantes, según su disponibilidad y capacidades, son designados Responsables de las Comisiones Generales: Finanzas, Comunicación, Logística y Seguridad; o Comisiones Especiales como TvMelendre, Registro Fotográfico, o la Biblioteca Digital de Historia Zapoteca. Tanto el Consejo Directivo, como sus Comisiones desarrollan diferentes Proyectos, tales como la Revista Guidxizá, Sonidos de la Nación Zapoteca o Retratos de Nuestra Historia.
     Uno de los doce Proyectos de nuestra organización es Cine para todos (¡Todos para el cine!), perteneciente a la Comisión General de Logística. Dicho Proyecto tiene una nueva titular desde el 6 de agosto pasado. Mediante el documento de Designación pertinente, Beatriz Morales Ruiz fue nombrada Responsable de Cine para todos. Nuestra compañera tendrá facultad para elaborar la documentación y realizar los trámites concernientes a su responsabilidad, así como para designar a los encargados de las distintas tareas para el mejor desempeño de sus labores.
     Debido a que el Comité Melendre realiza actividades en distintas ciudades, existe la figura de la Coordinación, cuyos responsables son designados igualmente por el Consejo Directivo para “Coordinar las diferentes tareas del Comité Melendre por región y/o población; vigilar el cumplimiento del Plan de Trabajo […]; vigilar que los trabajos de las diferentes Comisiones sean realizados adecuadamente en determinada área; servir de enlace de todos los integrantes de determinado lugar, y servir de intermediarios entre los integrantes de diferentes niveles”, según consta en nuestros Estatutos.
     Ante la necesidad de optimizar la labor de nuestra organización en la Ciudad de México, el primero de agosto se designó a Néstor Matus López como Coordinador del Comité Melendre en dicha demarcación, para que encabece las tareas necesarias que deban realizarse en pro de la reafirmación de nuestra identidad zapoteca y de la divulgación de los objetivos del Comité Autonomista Zapoteca “Che Gorio Melendre”.


[Nota publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 3, Dom 12/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]




Gráficos: Manuel de Mata

Nació en 1991 en Guizii (Tehuantepec), Guidxizá (Nación Zapoteca). Su formación dentro de la fotografía ha sido, inclusive a su corta edad, una de las más sólidas de la región. Es miembro activo del colectivo fotográfico Bia´Ni. En 2009 participó en la asistencia fotográfica de la norteamericana Ann Summa. Ha colaborado en distintas exposiciones, como Retrospectiva mexicana 1997-2007; Más que un instante, una mirada, con Arturo Betancourt Rosales; Miradas Profundas, con Claudia Romero Daowz; y Viajes Estenopeicos, de Edson Caballero. Sus trabajos se han publicado en el Suplemento Cultural Beeu huiini´.


[Imágenes publicadas en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 1, Dom 29/Jul/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]


Gráficos 2: Colectivo Chiquitraca


Chiquitraca es una palabra que identifica a los cohetes pequeños, los que usualmente utilizan los niños en el último mes del año. Insignificantes en apariencia, pero de un poder monstruoso. De ahí  surge el nombre del colectivo y su lema: ¡Pintar hasta explotar!

La unión de los integrantes es la principal característica del Colectivo Chiquitraca. El trabajo en equipo y la disponibilidad son virtudes reconocibles inmediatamente entre los compañeros.

Cada integrante se ha hecho un nombre individualmente a través de su trabajo. Cada uno con técnicas particulares. Esa mezcla de diferentes técnicas es lo que hace del colectivo algo único: ver una obra realizada por diferentes personas con un pensamiento en común es maravilloso. Desde murales pintados en el Istmo de Tehuantepec, hasta los trabajados en el vecino Estado de Veracruz.

La gente ha quedado asombrada con este nuevo concepto que parte de un enfoque más regionalista, más de localismo, localistmo, como lo autodenominan. Y es que uno de los principios rectores del colectivo es preservar la esencia de las cosas, no exagerar, simplemente hacer lo que se debe hacer.

Este hecho de aferrarse a lo local en un mundo que se va perdiendo en lo global, modificando día con día, es algo realmente admirable: “no olvidar tus raíces, de dónde vienes, o quién eres” es algo que repiten constantemente los miembros de colectivo.

Actualmente Chiquitraca trabaja en un proyecto para preservar los rostros de los personajes emblemáticos de los pueblos istmeños ―especialmente en Unión Hidalgo y Juchitán―, a los que los vecinos identifican, aprecian y reconocen como pilares de la comunidad.

Consientes de que aún falta mucho camino por recorrer, los integrantes del colectivo trabajan diariamente para mejorar la calidad de sus obras, y así ¡hasta explotar!, como nos recuerda su lema.


[Imágenes publicadas en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 2, Dom 05/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]














Na Inocencia Ramírez. Mujer de maíz



Victoria Guzmán Cabrera

Retratos de Nuestra Historia ―Proyecto del Comité Melendre― les presenta esta hermosa fotografía de Na Inocencia Ramírez Zacarías (77 años), originaria de la Villa de San Blas Atempa, Nación Zapoteca.

Na Inocencia, aprendió desde su infancia el oficio de la elaboración del totopo. En el mercado apoyaba a su madre en la vendimia de éste. Recuerda la casa de sus padres, la cual era de lodo como la mayoría en el pueblo.

Se casó a los 20 años con José Pérez, hombre campesino. La unión de ellos comenzó con el rapto. Luego se realizó una boda civil y festejaron entre familiares y vecinos con música de banda. De esta familia nacieron ocho hijos.

Esta mujer ejemplar ha dedicado la mayor parte de su vida a moler el maíz, amasarlo y dar forma a los ricos totopos, los que, después de colocarlos dentro del horno con sumo cuidado, salen listos para poder ser disfrutados.

Ella, como muchas abuelas zapotecas de nuestros pueblos, nos enseña lo que es el trabajo y la perseverancia.



[Rseña publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 2, Dom 05/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

Primer Ciclo de 'Cine para todos'. Un recuento

Juquila A. Ramos Muñoz

El Comité Autonomista Zapoteca “Che Gorio Melendre” cuenta con doce Proyectos, mismos que se realizan a lo largo y ancho de nuestra Patria Zapoteca. Uno de ellos es Cine para todos (¡Todos para el cine!), que inició hace años con el fin de llevar cine al aire libre a las poblaciones zapotecas, y acercar de manera gratuita el séptimo arte a las calles, parques o callejones. En los años iniciales, el Comité Melendre realizó los primeros ciclos de cine infantil y documentales de la región, en algunas calles, parques y centros recreativos de Juchitán. En aquel entonces, nuestra agrupación no contaba con todo el equipo necesario para realizar éstas, por lo que solidariamente la Casa de la Cultura de Juchitán nos apoyaba en esta labor. 
     Para contar con un equipo propio, decidimos realizar un Concierto a beneficio de Cine para todos; porque creímos que este Proyecto se debía difundir en las regiones más apartadas de nuestra Nación Zapoteca. Por lo cual, dicha actividad fue llevada a cabo en el mes de diciembre del año pasado, en el Teatro-Auditorio de la casa de la Cultura de Juchitán. Con esto, logramos recaudar el dinero suficiente para comprar un proyector, el cual no sólo se utiliza en Cine para todos, sino también como herramienta importante en la Campaña por la Memoria Histórica Zapoteca (otro de los Proyectos del Comité) implementada en las escuelas de nivel básico a universitario. A principios de este año gracias a una donación que recibimos por parte del Cinema Dávar, se agregaron 27 butacas al mobiliario de este Proyecto. 
     En el mes de junio, luego de vender una obra gráfica de nuestro acervo para adquirir un equipo de sonido, dio inicio el Primer Ciclo de Cine para todos (¡Todos para el cine!), con la posibilidad de abarcar más pueblos zapotecas, y agregándose otro objetivo más: darle vida a  espacio públicos que se encontraran en desuso o que fueran poco transitados. 
     En un primer momento se contemplaron las ciudades de Tehuantepec, Juchitán y San Blas; esto con la finalidad de tender puentes entre tres pueblos hermanos; sin embargo, surgió un imprevisto con las autoridades municipales de la Villa de San Blas Atempa, pues al solicitar el permiso mediante un oficio y dejando claro que no se obstruiría la vialidad, éste nos fue negado, debido a que el cine sería en la calle y “haríamos mucho ruido”. Pero con todo y esta situación en contra, iniciamos…
     Los días miércoles del mes de junio, Cine para todos (¡Todos para el cine!) llegó al callejón ubicado en la prolongación 5 de Mayo, esquina con Av. Juárez, de la ciudad de Tehuantepec.  Los viernes, la Colonia Lorenza Santiago en la Séptima Sección de Juchitán recibió con gusto este Proyecto. El sábado 9 de junio, se realizó una proyección en Mixtequilla; y los sábados 23 y 30 en Ixtaltepec. Nueve eventos en los que contamos con llenos totales, y en los que se proyectaron documentales como Ramo de fuego, de Mauren Gosling y Ellen Osborne; Muxe’s, de Alejandra Islas; películas infantiles del director y escritor Hayao Miyasaky; cortos de la región; películas como El  Infierno, de Luis Estrada, bajo la dirección de Jeong-Hyang Lee. Tuvimos la primicia de presentar Tehuantepec, un documental de 1940, cuyo subtitulado al español y edición estuvo a cargo de TvMelendre, con la colaboración invaluable de Víctor Hernández. 
     Alrededor de 50 horas, entre la planeación, realización y proyecciones, fue lo que trabajaron los integrantes y voluntarios del Comité Melendre para llevar buen cine a estas cuatro poblaciones. Esperamos que este proyecto logre estar en más lugares próximamente. 
     Para más información visítenos en nuestra página en Facebook: 
     http://www.facebook.com/ProyectoCineparaTodos


[Nota publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 2, Dom 05/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]
















Boda memorable: los Toledo - Nader














Victoria Guzmán Cabrera

Memoria Gráfica Zapoteca es un Proyecto del Comité Melendre destinado a registrar digitalmente imágenes antiguas de nuestros pueblos zapotecas, su gente, y la forma de vida de antaño. Porque la fotografía es un medio para que la memoria perdure. Este Proyecto les comparte esta hermosa fotografía de más de sesenta años de antigüedad, procedente de Ixtaltepec, Nación Zapoteca.

La postal constituye el recuerdo de una boda. Los protagonistas, de izquierda a derecha, son: los novios, Natalia Nader y Teodoro Toledo; los padrinos de velación, Alfa Ríos y Andrés Henestrosa ―reconocido escritor zapoteca―, quienes toman de la mano a su hija Cibeles. 

Teodoro Toledo forma parte de las primeras generaciones de profesores en Ixtaltepec. Es recordado y reconocido por  la particularidad en su estricta enseñanza, así como por la promoción de la cultura y el arte.

La imagen nos muestra la relación que existió entre estas dos personalidades. Después de tantos años, el legado que nos han dejado sigue haciendo eco.

Esta fotografía es propiedad de los hijos del matrimonio retratado: Carol, Eliel y Odin Toledo Nader, de Asunción Ixtaltepec. Nuestro agradecimiento a esta familia por  contribuir a la construcción de este acervo fotográfico, de igual manera a Rivelino Toledo ―nieto del profesor Teodoro Toledo― por su tiempo y dedicación en la digitalización de la colección fotográfica de su abuelo.


[Reseña publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 2, Dom 05/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

'Retratos de Nuestra Historia' y 'Sonidos de la Nación Zapoteca' en Tehuantepec

*La visita a tres músicos emblemáticos se realizó el lunes 30 de julio


Retratos de Nuestra Historia y Sonidos de la Nación Zapoteca, ambos Proyectos del Comité Melendre, promueven el fortalecimiento y revalorización de nuestra cultura Zapoteca.

El primero registra, a través de la lente, los rostros y las memorias de los abuelos binnizá de muchas comunidades zapotecas. El segundo consiste en una fonoteca virtual que aloja música de nuestra estirpe para darla a conocer y resguardarla.

Este lunes 30 de julio compañeros del Comité participantes de estos dos proyectos ―Victoria Guzmán, Natalia Cruz, Vicente Pineda y Andrea Antonio― realizamos una visita a la ciudad de Tehuantepec.

Francisco Toledo dona 'Vocabulario' de fray Juan de Córdova al Comité Melendre

*El ejemplar fue reimpreso luego de 70 años de su primera edición por el INAH 


El viernes 20 de julio el Coordinador de la Biblioteca del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (BIAGO), Luciano Ríos, hizo entrega al Comité Melendre de un ejemplar del Vocabulario en lengua zapoteca de fray Juan de Córdova ―reimpreso este año― para integrar el acervo de dicha organización.  
     Lo anterior se dio en el marco de la presentación de la Revista Guidxizá (Nación Zapoteca) en la ciudad de Oaxaca, realizada el 21 de julio. La donación fue hecha a nombre del artista plástico Francisco Toledo, preocupado siempre por la divulgación de nuestra cultura.
     Cabe apuntar que la obra data de 1578, y tuvo una primera edición facsimilar en el año de 1942 por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia, cuya introducción y notas estuvieron a cargo de Wigberto Jiménez Moreno. En esta ocasión, a iniciativa de nuestro paisano ―quien es uno de los artistas más importantes de nuestro país y del mundo―, se reimprimió en coedición con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA).
     Gubidxa Guerrero, Presidente del Consejo Directivo del Comité Melendre, agradeció a nombre de toda la organización a la Biblioteca del IAGO y al maestro Toledo por tan importante obsequio, mismo que servirá para seguir adentrándonos en el conocimiento de nuestro idioma y variantes dialectales; pues como apuntó Consuelo Sáizar, Presidenta del Conaculta, en el texto de Presentación, “la publicación del registro impreso más antiguo que se conoce de la lengua zapoteca aportará nuevos conocimientos de los símbolos, significados y valores culturales atrapados por el léxico recopilado por fray Juan de Córdova, una labor que, en línea continua desde la Colonia, han seguido impulsando investigadores, artistas e intelectuales zapotecas, como Andrés Henestrosa, para generar un movimiento cultural de la sociedad contemporánea zapoteca, que caracteriza a este nuevo milenio”. Enhorabuena.


[Nota publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre. Año I, N° 02, Dom 05/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

Ti bi’cu’ yu’ba’ - Un perro rabioso

[La revista del Comité Melendre surgió inicialmente con el nombre Istmo Autónomo, mismo que mantuvo durante ocho números. Posteriormente cambió su nombre al de Guidxizá, siguiendo la secuencia numérica.  
     Este relato se publicó en Istmo Autónomo número 2, correspondiente a los meses de agosto y septiembre de 2004. Puede consultarse en la página oficial de la revista en Facebook o directamente en la edición impresa]

Por Francisco de la Cruz

Guiruti gana paraa biree ti bi'cu' yu'ba'; tu xpixuaana' laame. Guiruti' na' guidxiña laame, cadxibica' góyaame laaca'. Ra tiicasi chéme riladxica' laame, nuu tu ruchá nisa ladime, ne nuu tu rundaa guié luguiame. Laame' neca ribeeme vupu ruaame ne riduxhume xtale, qui róyaame guiruti.
     Ti gueela', ma de'gu' luguiaa, ma bisui'cabe biaani', laame gunda biuume ne gu'tame xa'na ti mexa'. Ngue cazaaca', málasi biuu chupa gubaana' raqué caba'naca' xtale bidxichi. Bi'curi la? bidxibime xtale ra binadiagame caxidxi neza zizá ca gubaana' que, ne bizuhuaame; málasi ti gubaana que bicaaguí ti biaani' huiini ziné, bizaani chaahui' luguia' bi'cu' que.
     Ra bi'ya' gubaanaque dxa bi'cu' yu'ba' que la?, chaachui' dugá gulidxibe xti gubaanaque, ne guiropaca' bizuluca' zi guxooñeca'. Bi'cu' que la?, biaana' dxísime, qui ñunime gasti, ne qui niduxheme gastidi'.
Ca gubaana que la? bisiaandaca' ti dxumi dxa' bidxichi ndaani'. Gaxhado' ra nuu dxumique biaana dxa bi'cu' yu'ba'que, raqué gusime guidubi gueela'.
     Siado' guie'ru', ra bixhale' bini luguiaa que la? qui ñaadxa' tu bidxela dxa bi'cu' yu'ba'que nexhe' nisiaasi. Cadxagayaa xtale bini ra cayuuya' bi'cu' yu'ba'que nexhe' cue' dxa dxumi dxa' bidxichi ndaani'.
Qui ñaadxa' tu racala'dxi' guidxiña bi'cu'que; nuu bini tu cucaa ridxi laame, tu racala'dxi guidii guendaro laame; laaca' nuu tu rini':
     "Laguuya' bicu' xtine' pabia' nuu xpiaanime, laame nuame dxumi xtine', cayacaneme naa zeda sie' guendaró xtine..."
     "Bi'cu'ca' la?, xtine' laame', ra lidxe' bisiniisime'...."
     Zaqué cani' ca binique...
     Bi'cu' yu'ba'que la? rindisa' lúsi, riduxhu' tuudxi' huiini', rigapi ruaame' dxumi que ne rieme rigatame xti neza...
     Neca nuu tu racala'dxi' guidxiña laame la?, qui gandadi', cadxibica' góyaame laaca'.
     Xtale bini nuu cayuuba' ladxido'ca'.
     Yana la? ma guiraca' racala'dxica' gacaca' xpixuaana' xti' dxa bi'cu' yu'ba'que.
     Mani' que la? cayapa dxiichi' dxumique, zacaxame guendaró xtime nga racaladxi' ca bini que gaxhaca' laame.


Ilustración de Gregorio Guerrero


Un perro rabioso

Francisco de la Cruz

Ninguna persona sabía de dónde había venido un perro rabioso; ignoraban quién era su dueño. Nadie quería tenerlo cerca. Por dónde quisiera estar lo espantaban, había gente que le aventaba agua encima y otros le tiraban muchas piedras. Él, aunque arrojaba tanta espuma por el hocico y ladrada mucho, nunca llegaba a morder a alguien.
     Una noche, estaba cerrado el mercado, ya se habían apagado las luces, pero él pudo entrar y acostarse bajo una mesa. Esto hacía, cuando de pronto allí entraron dos ladrones y comenzaron a robar todo el dinero que tenían a su alcance. Este perro, al sentir el miedo de escuchar los pasos que producían los ladrones, logró incorporarse; mientras que uno de los rateros encendió la luz de una pequeña lámpara y alumbró hacia donde estaba el perro.
     El ladrón cuando descubrió que se trataba de un perro rabioso, muy discreto le habló a su cómplice y los dos escaparon del lugar. El perro se mantuvo quieto, no hizo nada más, ni siquiera un ladrido se le escuchó.
     Los ladrones dejaron olvidado un canasto repleto de dinero. Muy cerca del canasto se recostó aquel perro rabioso; ahí durmió toda la noche.
     Al amanecer, cuando la gente abrió el mercado, no faltó quien se diera cuenta cómo estaba durmiendo el perro. Todos estaban muy sorprendidos de ver al perro rabioso, durmiendo junto a un canasto lleno de dinero.
     Ahora, ya sobraba la gente que quería estar cerca del perro; había gente que le llamaba, y quienes le ofrecían comida; pero además algunos decían en voz alta:
     "Miren a mi perro. ¡Qué inteligente es! Él viene cargando mi canasto, para ayudarme a comprar mi comida."
     "Este perro es mío; fue criado en mi casa..."
     Así decían aquellas personas.
     El perro rabioso sólo levantaba la cabeza, ladraba un poco y con su hocico cargaba el canasto, para moverse de un lugar a otro.
     Aunque la gente quería tenerlo cerca de su lado, no podían; porque les ganaba el miedo de recibir algunas mordidas.
     Muchos se arrepentían.
     Ahora, ya todos querían ser dueños de aquel perro rabioso.
     Mientras que el animal muy celoso cuidaba el canasto, creyendo que era su comida lo que querían arrebatarle.


[Texto publicado en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 1, Dom 29/Jul/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

Ta Juan Bautista Toledo Raymundo

Victoria Guzmán Cabrera

Retratos de Nuestra Historia ―Proyecto del Comité Melendre que retrata a los abuelos binnizá― comparte esta hermosa fotografía de Ta Juan Bautista Toledo Raymundo, señor de 86 años de edad.
     Ta Juan es originario de Asunción Ixtaltepec, pueblo que en su mayoría se ha dedicado al trabajo del campo, y que también se caracteriza por su barrio de alfareros, sus panaderas y su gente noble, como lo son todos los habitantes de esta Nación Zapoteca.
     Ta Juan aprendió el oficio de su padre, ya que desde muy niño, como todos los de su edad, tenía que acompañarlo en las labores. Aprendió los tiempos de siembra, el cuidado de la tierra y del ganado.
     Ta Juan tenía una carreta jalada por bueyes con la que se transportaba todas las madrugadas a su rancho. Sembraba maíz, calabaza, cacahuate, entre otras hortalizas. La cosecha se vendía en el pueblo y también la  ocupaban para el consumo familiar.
     Tuvo cuatro hijos: Juan, Antonia, Rolando y Rosita.
     En sus ratos libres le gusta tocar la guitarra e interpretar las melodías que alegran su corazón. En la imagen los vemos tocando canciones de su juventud, junto a su nieto. Actualmente vive en la Sexta Sección de Ixtaltepec, Nación Zapoteca

     Se puede consultar en nuestra página en Facebook:


[Reseña publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 1, Dom 29/Jul/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

‘Luto por derecho’, de Atilano Morales Jiménez







Natalia Cruz

Atilano Morales Jiménez (1863-1943), prolífico músico y compositor originario de la Villa de San Blas Atempa, Nación Zapoteca, nació el 5 de octubre de 1863. Fue hijo de Sebastián Morales y Teófila Jiménez.

Su formación musical inició desde muy temprana edad en la banda tradicional de alientos de su pueblo, donde en poco tiempo aprendió la lectura y escritura del solfeo. Más adelante formó su propia banda de música, la que integró exclusivamente con músicos samblaseños.

Compuso marchas fúnebres, sones tradicionales, minuetos, cánticos y marchas religiosas, entre otros géneros. Dentro de los sones que se le atribuyen, se encuentran: Son bandaaga, Son be´ñe, Son Coco, Saa Yuze, por mencionar algunos. 

Luto por derecho es una marcha fúnebre considerada su obra maestra, la cual fue compuesta en el año de 1921, en honor a su amigo Valeriano López, quien fue asesinado siendo Presidente Municipal de San Blas. En el año de 1935, esta obra se registró con la autoría de Atilano Morales Jiménez en el Conservatorio Nacional de Música, en la Ciudad de México.

La pieza refleja de manera dramática y única, el dolor por la pérdida de los seres más queridos; pero también reconforta al corazón en duelo, pues para los binnizá la muerte no es el final de nuestra relación con ellos.

Este ilustre personaje de la música tradicional zapoteca falleció el 21 de octubre de 1943, habiendo engendrado cuatro hijos con su esposa Casimira Jiménez Sampé: Consuelo, Olga, Alberto y Andrés Morales Jiménez; y habiendo dejado un gran acervo de música que se ha ido trasmitiendo e interpretando en las bandas locales.

En la página de Sonidos de la Nación Zapoteca, Luto por derecho  alcanzó más de 100 descargas en apenas tres días. Los invitamos a acercarse a este Proyecto del Comité Melendre, a través del cual se pone a disposición gratuita un considerable acervo de la música más representativa de la Patria Binnizá, desde lo tradicional hasta lo contemporáneo. 

Pueden acercarse a nuestra página de Facebook, o directamente a: 
     https://www.poderato.com/SonidosdelaNacionZapoteca
     (clik aquí para ingresar a la fonoteca)

   Para escuchar y/o descargar Luto por derecho: click aquí.


[Reseña publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 1, Dom 29/Jul/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

Exitosa presentación de la Revista Guidxizá en la Biblioteca del IAGO

*Más de 70 personas abarrotaron el lugar ubicado en Av. Juárez 203

El pasado sábado 21 de julio, en las instalaciones de la Biblioteca del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (Av. Juárez 203, Centro Histórico de Oaxaca de Juárez), se llevó a cabo la presentación de la edición número 17 de la Revista Guidxizá (Nación Zapoteca). Esta es una publicación cultural que compone uno de los doce Proyectos con los que cuenta actualmente el Comité Autonomista Zapoteca “Che Gorio Melendre”.

Para esta memorable ocasión, se contó con la participación del Mtro. Javier Castellanos (Premio Nacional de Literatura en Lenguas Mexicanas), Gubidxa Guerrero (Director de la Revista Guidxizá y Presidente del  Consejo Directivo del Comité Melendre), y Arianna S. Martínez (encargada de Arte y Diseño de la Revista y Responsable de la Comisión General de Comunicación del Comité Melendre); quienes fungieron como presentadores y comentaristas del contenido de esta nueva edición. Como moderador estuvo Salomón Cruz (Coordinador del Comité Melendre en la ciudad de Oaxaca).

En su intervención, el Mtro. Castellanos, quien es zapoteca originario de la Sierra Norte (bennexhon), hizo hincapié en la necesidad de que el esfuerzo de hermanamiento y conformación de todos los zapotecas, sin ningún distingo, llegue a cumplirse y podamos congregarnos en una verdadera Nación Zapoteca. Elogió la labor que en este sentido están llevando a cabo los integrantes del Comité Melendre, pues esta agrupación está conformada por personas pertenecientes a comunidades zapotecas de distintas regiones (Istmo, Valles Centrales y Sierras Norte y Sur), quienes a través del trabajo voluntario y en equipo, están siendo el testimonio vivo de que se construye sobre bases más sólidas, verdaderas y duraderas, en la unidad por el bien común.

Por su parte, Salomón Cruz ―responsable de la organización de este evento―, comentó en entrevista sobre el contenido de Guidxizá, número 17, el cual versa sobre artículos de historia, poesía, música, y gráficos de diferentes autores. Destacó de manera especial un artículo sobre uno de los sones tradicionales más representativos de la región istmeña, con una historia polémica: «Algunas palabras sobre ‘La Micaela’ y ‘La Martiniana’»; así como un estudio sobre uno de los elementos más emblemáticos que identifican a la mujer istmeña: “El traje de tehuana: su transformación y representación en el arte.” La portada de este ejemplar está ilustrada con una obra del artista plástico juchiteco Soid Pastrana.

Después de la presentación de la revista, los asistentes pudieron disfrutar de unos bocadillos típicos, donados por la Dra. Aurelia Guerra (voluntaria del Comité Melendre), así como de la voz y el talento de Tlalok Guerrero, quien deleitó al público con canciones en zapoteco, con ese toque contemporáneo que caracteriza su estilo.

En fechas próximas se esperan eventos similares para presentar el más reciente número de Guidxizá en diferentes sedes de la región del Istmo, para lo cual se hará la invitación correspondiente en medios escritos y electrónicos. Hay que estar pendientes.

[Nota publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 1, Dom 29/Jul/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]