Guidxizá (suplemento), Año II, N° 57 - Dom 25/Ago/2013

EDITORIAL 57

Si los niños no pueden acudir al cine, el cine debe acudir a los niños. Este es uno de los principios que rigen la labor del proyecto Cine para todos (¡Todos para el cine!), a cargo del Comité Melendre.
    Es así como el jueves pasado inició un nuevo Ciclo. Esta vez denominado “Por las capillas del sur”, debido a que se visitarán cuatro grupos de base adscritos a la Parroquia del Señor de Esquipulas. Como siempre, estas actividades son realizadas gracias al esfuerzo de los integrantes y voluntarios del Comité Melendre, así como a la solidaridad de los vecinos y amigos.
     En esta ocasión Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos presenta contenido de tres de los proyectos de la organización. Primeramente, Beatriz Cruz López, comparte la reseña de un texto imprescindible para conocer y entender la imagen que se ha construido de las zapotecas istmeñas a lo largo de los años. Juquila Ramos Muñoz recomienda una emisión más de Nuestros Pueblos, Nuestra Historia, programa radiofónico de corte cultural. La Revista Guidxizá comparte un texto de Isaac Esaú Carrillo Can, premio nacional de literatura en lenguas indígenas. Asimismo presentamos una colaboración del pensador zapoteca serrano Jaime Martínez Luna, que nos invita a repensar en el lenguaje como medio para entender el mundo. En los Gráficos: Juan Manuel Vázquez Ramos.
     El trabajo no se detiene. Se hace con mucha satisfacción cuando forma parte de un proyecto integral de revaloración de nuestra identidad zapoteca y fortalecimiento de nuestro tejido social. Falta muchísimo por hacer, pero asumimos el reto entusiastas.  


[Texto publicado en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, publicado en EL SUR, diario independiente del Istmo. Año I, N° 57, Dom 25/Ago/2013. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]


Cartelera: Charlie y la fábrica de chocolate



[Cartel publicado en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, publicado en EL SUR, diario independiente del Istmo. Año I, N° 57, Dom 25/Ago/2013. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

Cartelera: Porco Rosoo


Cine para todos inicia su recorrido “Por las capillas del sur”

* Las visitas comenzaron ante más de cincuenta niños en la capilla Cristo Rey-Campo Santa Marta, en la Séptima Sección.


El Comité Autonomista Zapoteca “Che Gorio Melendre”, a través de su proyecto Cine para todos (¡Todos para el cine!), en coordinación con los grupos de base de la Parroquia del Señor de Esquipulas en Juchitán, Nación Zapoteca, organizó un Ciclo de Cine Comunitario denominado “Por las capillas del sur”. Este nombre se debe a que se prevé visitar cuatro capillas de la zona sur de esta población. 
     Dicho Ciclo de Cine dio inició el pasado jueves 22 de agosto, en el Campo Santa Marta, ubicado en la Séptima Sección de Juchitán, por lo que esta semana el Comité Melendre se coordinó con el grupo de señoras de la capilla Cristo Rey, quienes apoyaron con la difusión. Además, el mismo día de la función brindó su apoyo espontaneo con algunos detalles técnicos, Don Tomás, encargado del Campo Santa Marta y trabajador de la Escuela Secundaria General “Emiliano Zapata”, satisfecho con la idea de aproximar la cultura a los jóvenes. 
     Fue proyectada la película animada Porco Rosso, del célebre director japonés Hayao Miyazaki, en punto de las 20:00 horas, ante más de cincuenta pequeños y no tan pequeños, quienes se encontraban entusiasmados y curiosos, pues, pese al espacio propicio para este tipo de actividades, nunca se había realizado una función de cine en este campo. 
     Al terminar de ver la película los infantes sugirieron algunas otras de las que han escuchado, y preguntaron respecto a nuevas inquietudes que la cinta les produjo, por lo que no sólo Cine para todos, sino también los demás Proyectos del Comité Melendre volverán a esta zona de Juchitán.
     Cine para todos, cuyo objetivo es mostrar a los zapotecas  el séptimo arte de forma gratuita, no recibe subsidios institucionales ni de agrupaciones políticas, para llevar a cabo sus actividades. Éstas son posibles gracias al trabajo voluntario de los integrantes y voluntarios del Comité Melendre, así como a las colaboraciones, también voluntarias, de personas que simpatizan con esta noble causa.
     Próximamente se proyectará Charlie y la fábrica de chocolate, del director Tim Burton. Se hace extensiva la invitación al público en general para que nos acompañen el jueves 29 de agosto en la capilla Lunes Santo de la Novena Sección, Cheguigo Sur.
     Para más información, puede consultar la página oficial de Cine para todos en Facebook: www.facebook.com/proyectocineparatodos.


[Nota publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, publicado en EL SUR, diario independiente del Istmo. Año I, N° 57, Dom 25/Ago/2013. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]







Las zapotecas istmeñas a través de la mirada del otro

Beatriz Cruz

Esta semana la Biblioteca Digital de Historia Zapoteca, proyecto del Comité Melendre recomienda el trabajo de Howard Campbell y Susanne Green titulado “Historia de las representaciones de la mujer zapoteca del Istmo de Tehuantepec”. 

En este artículo se invita al lector a reflexionar sobre el discurso que los viajeros de siglo XIX construyeron en torno a las mujeres istmeñas, y que en los siguientes siglos ha sido reforzado por varios observadores externos. Ese discurso bien conocido sobre el matriarcado y el gran poder de las mujeres istmeñas. 

Los autores exponen cuál ha sido la secuencia de estas “descripciones” y analizan el contexto en el que surgieron, así como sus implicaciones sociales, políticas y académicas.

Puesto que los autores consideran que la difusión del estereotipo de la mujer istmeña está incompleto, este texto es, también, una invitación para que las mujeres istmeñas tengan voz en este debate y expresen abiertamente su propio discurso al respecto.

Se puede descargar desde:



Ficha completa: Howard Campbell y Susanne Green, “Historia de las representaciones de la mujer zapoteca del Istmo de Tehuantepec”, Estudios sobre las culturas contemporáneas, Segunda Época, Vol. V, Núm. 9, Junio de 1999, pp. 89-112.


[Reseña publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, publicado en EL SUR, diario independiente del Istmo. Año I, N° 57, Dom 25/Ago/2013. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]


U k’aayilo’ob áak’ab / Cantos de la noche

U k’aayilo’ob áak’ab
(Texto en lengua maya)

Isaac Esaú Carrillo Can

—Jujujujuju,  jujujujuju  —ku ya’alik le ch’íich’ sak u nook’ taal jt’uchtal naats’ ti’ to’ono’.
     —Ba’ax túun le je’elo’— Tin k’áataj ti’ le xch’úupal in wéet bine’ ka tin lala’che’etaj u k’áanil.
     —¡¡Echil!! Ma’ topiko’on le ba’alo’ juntúul ko’ áak’ab —tu núukaj ten le x-Áak’abo’, ka tu sutaj u wíinkilal chila’an te’ tu k’aano’ ka tu paktajen.
—Jach ch’enxikint tuláakal ba’al ken in wa’al tech wele’, je’elili’ u meyaj tech le t’aano’ob je’ela’, t’il ta xikin ka kan tuláakal wele’.
     Ti’ ichil u ch’íichi’lo’ob áak’abe’ ku ye’esik u muuk’ yéetel u páajtalil xunáan xko’ áak’ab, tumeen leti’e’ ku yilik yéetel u nuxi’ icho’ob ba’ax ma’ táan u páajtal u yilil wíinik mix ich k’iin, ku kanik u k’ajóolt u taal xíimbaltbil u yotoch máak tumeen  le kiimilo’, ba’ale’ le wíiniko’ ka’alikil jach nak’an sajak ti’ le kíimilo’ tu pataj u k’aaba’ le ch’íich’a’ “k’aak’as ch’íich’”, leti’e’ yaan u yéet ch’íich’ilo’ob u kanmajo’ob le meyaj xana’, leti’ le xooch’o’ yéetel le xt’óojkab xnuuko’.
     Leti’obe’ ku bisiko’ob t’aan ti’ wíinik yóok’ol u pakxa’anil u taanaj, leti’ob xane’ ku báalantiko’ob u piixan mejen sasak paalal utia’al u biso’ob yéetelo’ob, ba’al xane’ wa ka cha’ik u púuts’ul ba’ax a k’áat ti’ a kuxtal wa u yaamaj a puksi’ik’al ti’ ba’ax ka náaytiktabae’, ma’ cha’ik u máan u xik’nal je’eltu’uxanke’ tumeen  je’el u ts’o’okol tu yíich’ak le ch’íich’o’ob je’ela’ ka u ko’oko’ots u jaanto’ob, mix u book kun p’áatal a wu’uyej, tumeen leti’ob xane’ nu’ukbesa’ano’ob utia’al u náats’alo’obe’ mix táan u yu’uba’al u popokxiik’o’ob.
     K’a’abéet xan wa ka a jóok’esik a náayo’ob xik’nale’ ma’ u p’aatal chéen jump’éelili’ tu’ux xma’ péekil, kaláant u yaamaj a kuxtal ti’ le kaano’obo’, leti’obe’ ku kopikubaob bey táan u wenelo’obe’, ba’ale’ ku páa’tiko’ob u súutukil u jóok’ol u sisit’xik’nal a mejen  náayo’obe’ ka taankasta’ako’ob táanil kúun ts’o’okoke’ ku túuts’luk’ta’alo’ob.
     Kan a k’ajoolt xan a wu’uy ch’ench’enkilil tumeen  kex ka a wu’uy mixba’al ku máan u péeke’ táan a wila’al yéetel a wu’uya’al kex bey a wóol ma’e’, le je’ela’ bey juntúul  ch’o’e’ ba’ale’ ku xik’nal, mina’an u sáasilil, ku paakat yéetel u xikin, le soots’o’ ku páa’tik ba’ax súutukil tu chan juunal t’uchukbal u  yaamaj a kuxtale’, ku taal xik’nalil u  bis u  ts’u’uts’ej  le o’olale’ kéen  a wu’uy táan  u  búukbespajal  a kuxtal yéetel ch’ench’enkilile’ ka jáanjan k’ayik kóokots k’aayo’ob, wa mix jump’éel a wojel xane’ ka patláantik, ba’ax ma’ unaje’ u p’áatal xma’ t’aanil a chi’.


Cantos de la noche

Isaac Esau Carrillo Can

—Jujujujuju,  jujujujuju  —dijo un  pájaro blanco que pasó cerca de nosotras.
     —¿Qué es eso? —Le pregunté a la mujer que me acompañaba, pateando levemente su hamaca.
     —¡Bah!, bromeas. Es una lechuza —respondió Noche volteando su cuerpo para poder mirarme—. Presta mucha  atención a todo lo que te diré, ¿de acuerdo? Algún día te llegarán a servir estas palabras. Para muy bien las orejas y apréndete todo.
     De entre todos los pájaros nocturnos, el que muestra más poderío, fortaleza y soberbia es la señora lechuza, porque ella puede ver con sus enormes ojos todo aquello que el hombre no distingue ni con la luz del día. Ella sabe cuándo la muerte visita la casa de las personas, pero como éstas le tienen tanto miedo a morir, la han apodado “Ave de mal agüero”. Así como ella, hay otros pájaros que también reconocen a la muerte, como el búho, el tecolote y la lechucilla. Ellos dejan el mensaje al hombre sobre el techo de su choza, pero también acechan las almas puras de los niños para llevárselas con ellas.
     Otra cosa; si permites revolotear lo que más quieres en esta vida, lo que más ama tu corazón, o lo que deseas en lo profundo de ti, no dejes que vuele sin sentido, porque puede acabar en las garras de estas aves; ellas lo desmenuzarán y comerán a pedazos. Después, ni siquiera el aroma del recuerdo tendrás, porque ellas están diseñadas para acercarse con mucha cautela que ni siquiera se escucha el ruido de su vuelo.
     Si sacas a volar tus sueños, no los dejes quietos en un solo lugar. También  cuida de las serpientes lo que más quieres en esta vida, lo que más deseas en lo profundo de ti, ellas se enroscan  aparentando  un  sueño plácido, pero ciertamente  esperan el vuelo bajo, el vuelo ocioso de los pequeños anhelos para atraerlos a ellas y deglutirlos lentamente.
     Cuando escuches el silencio, cuando creas que nada se mueve cerca de ti, debes saber que estás siendo observada y escuchada aunque parezca que no. Éste parece un ratón, pero vuela; no tiene luz en los ojos, pero observa con los oídos. El murciélago espera el momento en el que, lo que más ama tu corazón pose de manera solitaria para volar hacia él, para llevárselo y succionarlo hasta saciarse. Por eso, cuando sientas que tu vida se llena de silencios, canta pequeñas canciones y si no te sabes ninguna, ¡invéntalas!, el caso es que tu boca no se quede callada.

DATO.- Fragmento de la novela ganadora del Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Mexicanas 2010, U yóok’otilo’ob áak’ab – Danzas de la noche, de Isaac Esau Carrillo Can; compartido amablemente por su autor para los lectores de la Revista Guidxizá número 16.


[Texto publicado en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, publicado en EL SUR, diario independiente del Istmo. Año I, N° 57, Dom 25/Ago/2013. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

Vigesimotercer programa: “Por las capillas del sur” / Adolfo C. Gurrión / Documento inédito de 1847



Juquila A. Ramos Muñoz

En Nuestros Pueblos, Nuestra Historia ―Proyecto del Comité Melendre―, siempre tenemos algo nuevo qué platicarles. Esta semana se sumó Guendalisaa Radio a las transmisiones del programa. Los amigos que nos sintonizan en Santo Domingo Tehuantepec, ahora también podrán escucharnos a través de esta radiodifusora. Agradecemos el espacio que nos ofrecen todos los martes por el 103.5 de F.M.

En el programa número veintitrés tuvimos oportunidad de platicarles a cerca de las conferencias con las que el Comité Melendre conmemoró el centenario luctuoso de Adolfo C. Gurrión, en Juchitán y Chihuitán. También los invitamos al Ciclo de Cine al Aire Libre “Por las capillas del Sur”, que se encuentra realizando Cine para Todos (¡Todos para el cine!) del Comité Melendre, durante cada jueves hasta el 12 de septiembre, a partir de las siete de la tarde (horario de verano), en la ciudad de Juchitán.  

El compañero Gubidxa Guerrero nos compartió un documento inédito de 1847, en el que José Gregorio Meléndez realiza la designación de Cristóbal Salinas para un importante cargo público. 

Si quieres saber más de este tema de historia, puedes escucharlo y descargarlo en www.poderato.com/comitemelendre1/nuestros-pueblos-nuestra-historia.

En la cápsula de Proyectos del Comité Melendre, Sonidos de la Nación Zapoteca nos presenta La Sandunga en la ejecución de Maderas del Istmo.

En la música, escuchamos a Los Juchilangos con El Feo, tema de Demetrio López. Ricardo Morquecho nos acerca a ese amor imposible con un tema de la autoría de Fidel López: Yo sé que nunca serás mía. Y Georgina Meneses interpreta Sólo a ti te quiero, tema del inigualable Chu Rasgado. 

Recuerda que Nuestros Pueblos, Nuestra Historia se transmite por quince estaciones, que se escuchan en más de veinte poblaciones de nuestra Patria Zapoteca. 

¡Los invitamos a sintonizarnos!

Puedes descargar esta emisión desde el siguiente enlace: Programa número 23.



[Reseña publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, publicado en EL SUR, diario independiente del Istmo. Año I, N° 57, Dom 25/Ago/2013. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]

Hacia un nuevo lenguaje

Integrantes del Comité Melendre durante
la limpieza de butacas para un Ciclo de Cine Comunitario.
Jaime Martínez Luna

Por allá de los años noventa, cuando empezaban a estar en boga las computadoras, nos dimos a la tarea de redactar y usar nuestra propuesta de comunalidad. Las computadoras no aceptaban la palabra, ni el diccionario la identificaba. Para nosotros era lógico: si vivíamos en comunidad, nuestra actitud cotidiana debía de ser una comunalidad. Sin embargo, “la Real Academia de la Lengua Española” no lo sentía de la misma forma. Por ello, creo, salvo en idioma alemán, nuestro término no existía, y por lo mismo nuestro actuar cotidiano no era presente para la lengua y para sus razonamientos. 
     Recordemos que cuando fuimos invadidos por los bárbaros españoles, el Papa de ese entonces nos aceptó como seres vivos, pero sin alma. Y ¿qué era aquello de alma? Pues quién sabe. El caso es que ahora todos imaginamos lo que puede ser, aunque pocos lo puedan definir claramente. Sin embargo, los diccionarios y las computadoras les dan su respaldo. Lo mismo pasa con la noción de libertad, de democracia, y de justicia.
     La democracia supone la participación de todos en la toma de decisiones. Pero como somos millones, la democracia encuentra en los partidos la manera discursiva de legitimar una decisión en boca de todos, y hace nacer la urna. 
     Con un voto, dizque razonado, la democracia considera que hemos participado en la decisión. No obstante, los partidos políticos encauzan nuestras ideas y nuestros encabronamientos. De esa manera nos controlan. Pero para los intelectuales ―básicamente urbanos― la democracia va con todo: para el trabajo, para la opinión, para lo que se escribe, para lo que se dice. La democracia, se dice, está en todo. Claro que eso también es libertad, igualdad, fraternidad y sobre todo justicia. 
     Son estos conceptos los que nos encierran en una eterna ficción. Cuando estuvo en boga el socialismo, para bien o para mal, se era socialista. Como tal cosa no se mantuvo ni en China, se sigue hablando de democracia. Todo para continuar ocultando las grandes desigualdades. Para seguirnos excluyendo de toda decisión, que en la actualidad toman las mafias vestidas de partidos, que ni son de izquierda ni de derecha, sino simples testaferros de los grandes capitales de inversión. 
     Todos encuentran en el empleo la solución a todos los problemas; aunque sepamos que tener empleo es manejar un dinero que circula para comprar productos que, de nueva cuenta, nos venden, y su pago va a parar a las bolsas de los grandes capitales.
     Descubrir nuestra verdadera razón de ser, como se ve, no lo está en el español que se nos impuso y se nos sigue imponiendo. ¿Qué queda hacer? Inventar, sí, crear términos que realmente digan lo que está percibiendo nuestro organismo y todas nuestras capacidades de interpretación. 
     Vivimos confundidos. Por ello, necesitamos un nuevo lenguaje, un verdadero idioma que explique la integralidad de nuestra vida. Si esto resulta una grosería, una subversión, un desacato para el Estado de Derecho y de la lengua, ni modo. Es tiempo de quitarnos la mordaza, o el traje de locos que nos han impuesto, que sólo beneficia al poder que nos genera una visión ficticia de la vida.

Gráficos 57: Juan Manuel Vázquez Ramos

Juan Manuel Vázquez Ramos

Es un artista visual que se desenvuelve con facilidad en el dibujo, la fotografía y la pintura. Creció en Guidxiguié’, Guidxizá (Juchitán, Nación Zapoteca) y retoma de la cultura zapoteca la potencia del color y su evidente diversidad. 
     Muestra en sus trabajos la identidad, constructo dinámico, continuo social y medioambiental; “en los orígenes que van mutando” y que se componen también de elementos ajenos a un lugar geográfico delimitado. Son tópicos que lo acompañan: el cotidiano, lo ancestral y lo global.
     La imaginación en su proceso creativo es fundamental, ya que su trabajo muestra un mix de diferentes espacios, tiempos, personajes, ideologías, que crean una nueva circunstancia que, figurativa o abstracta, sigue anclada a la realidad que toca en lo físico o lo virtual.
     Estudió la Licenciatura en Artes Visuales en la UNICACH, con sede en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Actualmente cursa la Maestría en Artes Visuales, Práctica Artística y Pensamiento Contemporáneo en la misma universidad, en alianza con el Politécnico de Valencia.


[Imágenes publicadas en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, publicado en EL SUR, diario independiente del Istmo. Año I, N° 57, Dom 25/Ago/2013. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]