Xhavizende. Un son de Adelaido Orozco Peña, El Negro Laido.



Natalia Cruz

Uno de los músicos y compositores que marcaron época en la música istmeña es, sin duda, el maestro Adelaido Orozco Peña, mejor conocido como El Negro Laido. Tehuantepecano de nacimiento (14 de julio de 1934), originario del Barrio San Antonio, pero avecindado desde hace mucho tiempo en el Barrio Santa María, cuenta hoy con 78 años de edad. 
     El Negro Laido y su ‘Combo’ ―agrupación musical que fundó y dirige hasta la actualidad― ha recorrido a lo largo de muchos años todas las poblaciones istmeñas; de igual manera, otras regiones como la Cañada, la Costa, la Cuenta del Papaloapan, e inclusive buena parte del sureste mexicano (Tabasco, Chiapas, Veracruz). Fue en las décadas de los 70s y 80s cuando tuvo su máximo apogeo, pues era la época de las grandes Orquestas en el Istmo. ‘La Reyna de Ixtaltepec’, la ‘Orquesta de Roy Luis’ y el ‘Combo del Negro Laido’ eran las más solicitadas en aquel entonces para alegrar las fiestas.
     Además de interpretar nuestros sones tradicionales, Ta Laido tiene en su haber más de 100 composiciones propias, entre cumbias, danzones, boleros y sones istmeños, que son interpretados por el propio ‘Combo’ y por otros artistas de la región. Por otro lado, se debe reconocer una importante labor que viene realizando desde tiempo atrás como formador de nuevas generaciones de músicos, que acuden a él desde muy jóvenes, a aprender la lectura del solfeo. Misión loable que continúa realizando hasta nuestros días.
     El son Xhavizende, es de los llamados ‘son yaa’ ―o sones nuevos, originales―, que Ta Laido dedicó al pueblo hermano de Juchitán. Con hermosos versos en didxazá, muestra su cariño por este pueblo y le canta a la belleza de la mujer juchiteca, así como a la añoranza por el cobijo de su alma en la iglesia del Patrón San Vicente Ferrer. 
     Una de las mejores intérpretes de sus temas es la cantante ―también tehuana― Yolanda González, quien en el disco que lleva por nombre ‘Así canta mi tierra’, grabó 11 canciones de la autoría del Negro Laido, con arreglos del maestro Eugenio Valdivieso Marín. Entre los sones y canciones ahí presentes destaca de manera especial Xhavizende, por ser un tema que hace énfasis en la unidad de dos pueblos que comparten más cosas en común (costumbres, tradiciones, historia, lengua… un mismo origen, sangre), que los detalles que puedan hacer diferencias.
     Es altamente significativo que un músico y compositor tehuano, formador de otras generaciones de músicos, haya dedicado ―en un franco gesto de fraternidad― un son a sus paisanos juchitecos. Ta Laido dice que “la música une, no divide”.
     Los invitamos a escuchar y descargar de manera gratuita esta bella pieza en la página www.facebook.com/SonidosdelaNacionZapoteca, fonoteca virtual del Comité Melendre, que cuenta en la actualidad con casi 300 temas de nuestra música binnizá, desde lo tradicional hasta lo contemporáneo. Ya saben: se vale descargar.

     Para descargar el tema anterior pinche el siguiente vínculo: Xhavizende.


[Reseña publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 3, Dom 12/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]