'Somos tres', del gran Chu Rasgado



Natalia Cruz

Jesús, Chu Rasgado Irigoyen (1907-1948) es uno de los músicos y compositores más emblemáticos de la Patria Zapoteca. Originario de Guidxiguiaati’ (Asunción Ixtaltepec) en la región del Istmo, recorrió buena parte de la serranía zoque, mixe y zapoteca, así como localidades de la región del Sotavento, enseñando música, solfeo e instrumentación a las bandas locales de los pueblos donde se estableció por períodos, en los que se ganó el cariño y respeto de la gente.

Vivió muchos años en la población de Santo Domingo Petapa, y es ahí donde descansan sus restos. Aunque no se casó ni tuvo hijos, son incontables, e igualmente bellos, los temas que dedicó al amor y a la mujer amada: Naila, la canción más conocida de su autoría, es uno de los símbolos del romance y el desamor en la música popular. Pero también la tristeza, la nostalgia y la soledad que caracterizan la vida de un músico nómada, fueron musas que inspiraron su arte.

Naila - Enrique Ocaña [Autor.- Jesús, Chu Rasgado]



Enrique Ocaña. Las dos raíces de su canto


Ricardo Ramos Sánchez

Del Golfo al Pacífico sonero canta tu verso, limpio, sonoro y terso. Enrique Ocaña Aguilar, cantante veracruzano nacido en Jáltipan de Morelos, lleva en su voz la clave del Son y en la interpretación el sentimiento binnizá de sus más hondas raíces espinaleñas. Binomio virtuoso que lograron fusionar los aires del Sotavento y del Istmo de Tehuantepec.

Enrique Ocaña
Con más de 25 años de carrera artística y producciones discográficas donde destacan “Amar a mares” (2001), “El son de Siempre” (2003) y su más reciente producción “Del Amor” (2014), Enrique Ocaña se mantiene en constante movimiento esparciendo su canto principalmente en el centro y sur-sureste de la República mexicana, con incursiones en la Península Ibérica. Ha compartido escenario con grandes cantantes y compositores como su coterráneo David Haro, el pianista cubano Gabriel Hernández y Mexicanto, dueto integrado por David Filio y Sergio Félix.