Mensaje para los creadores de Guidxizá: Guillermo Petrikowsky

Guillermo Petrikowsky. Foto.- Victoria Guzmán.
Guillermo Perikowsky Reyes

(Texto leído durante la presentación de la Revista Guidxizá en la Casa de la Cultura de Juchitán, el sábado 11 de agosto de 2011)

En un país donde Rocío Sánchez Azuara y Laura Bozo son sus conciencias morales; donde  La rosa de Guadalupe y Cada quién su santo son la respuesta a todos los problemas y necesidades populares. En un país donde un mandatario mesiánico ha gastado cientos de miles de millones de pesos en una guerra estéril contra un enemigo invisible, el narcotráfico, con saldo de más de 60 mil muertos. En un país donde se pretende derrochar 10 mil millones de pesos en la compra de un avión presidencial para pasear a más de 200 gorrones en las giras de mediatización. En un país donde la ciencia, la tecnología, la cultura y la educación reciben limosnas más que presupuestos. En un país donde hay un dispendio de miles de millones en el mantenimiento de un IFE corrupto. En un país donde los cebados ministros de la dudosa corte suprema de justicia ganan más de medio millón de pesos al mes. En un país donde diputados y senadores representan un lastre que sangra millones y millones de pesos para lograr su servidumbre al sistema político que los mantiene permanentemente coptados, entre otros aspectos de la vida política corrupta de nuestra nación, resulta una hazaña, una proeza que un grupo de  jóvenes ―hombres y mujeres― bastante entusiastas, puedan publicar un órgano de difusión y de promoción cultural.

Por delante, nuestro agradecimiento y reconocimiento a quienes destinan tiempo y recursos propios para que, periódicamente, podamos disfrutar de poemas, dibujos, ensayos, cuentos, mitos, tradiciones, leyendas, música, de esta juventud nuestra que aún tiene un enorme potencial creativo. Que a pesar de todo el poder mediático en su contra, aun tiene el blindaje de la lectura, de la música, del arte, para proteger su creatividad.

La lectura, la música, el arte, son parte de los elementos que desarrollan la inteligencia humana. Ellos lo saben. Lo viven, lo fomentan, lo investigan, lo difunden, lo crean, lo recrean, lo promueven.
Este es un tiempo real. Es nuestro presente. Son nuestros jóvenes que luchan contra esta cadena de corrupción que ha permeado todas las instancias, todas las instituciones públicas y privadas, que, supuestamente, se dedican al trabajo, al quehacer artístico. Particularmente en un Estado con una enorme riqueza pluricultural como el nuestro. Reductos o refugios de burócratas que no tienen una noción clara de los objetivos y metas de la difusión y promoción de la cultura en todos sus aspectos y niveles, salvo honrosas excepciones como nuestra Lidxi Guendabiaani’

Afortunadamente, la Nación Zapoteca siempre ha tenido, tiene y tendrá gente estudiosa y creativa, que busca y encuentra  los modos y formas para mantener  órganos de difusión y promoción de la cultura, en todos sus campos.

Guidxizá, que es un término distintivo del Comité Autonomista Zapoteca “Che Gorio Melendre”, cuenta, aparte de la revista que hoy presentan, con su Biblioteca Digital de Historia Zapoteca, su programa de radio, un modesto canal de video, una pequeña fonoteca, su cartelera cultural y un banco de imágenes de las actividades que realizan.

Todo esto, sin más apoyo que la solidaridad entre ellos y una enorme voluntad de mantener estos espacios que recogen, aglutinan, preservan, enriquecen, difunden y promueven  los trabajos, las creaciones de nuestro pasado y nuestro presente cultural, que es norme.

Gubidxa Guerrero, Natalia Cruz, Victoria Guzmán, Juquila Ramos, son jóvenes,  integrantes de esta cruzada cultural que, constantemente, mantienen  comunicación en la red, y por quienes nos enteramos de sus avances, corajes, angustias, luchas y solidaridad con los movimientos sociales y culturales de todas partes.

Gracias, jóvenes, por mantener el espíritu creativo en alto, combatiendo cotidianamente contra la insolencia de un sistema que pretende, a toda costa, abolir toda resistencia a sus corruptas maneras de pervertir a nuestra sociedad, en todos sus ámbitos y niveles.

Estamos con ustedes ahora y siempre.

Guidxizá somos nosotros, somos los que conformamos esta hermosa, compleja y conflictiva Patria Zapoteca.

Gracias.


[Texto publicado en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 4, Dom 19/Ago/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]