'Homenaje a Saúl Martínez', en la interpretación de Fernando Salinas.



José Cruz Luis Sánchez

Saúl Martínez.
Hace poco más de 43 años, el 4 de enero de 1969 para ser exactos, en el panteón Miércoles Santo, ubicado en la Octava Sección, Cheguigo, consternada y en total pesadumbre se concentró la población juchiteca a despedir a uno de sus hijos predilectos: el gran Saúl Martínez; un extraordinario músico y compositor que asombró a propios y extraños a través de nuestros sones tradicionales istmeños, al adaptarles fastuosas letras a La Sandunga, La Petrona, La Mareña, El bejuco de amor, Lucero de la mañana, y otros más que se consideran riqueza musical y cultural del Istmo de Tehuantepec.

La trayectoria de Saúl Martínez abarcó más allá de la geografía regional, debido a su profusa participación en programas musicales de renombre como La hora azul, donde se ganó el calificativo de ‘El trovador del recuerdo’, esencialmente a merced de la sensibilidad que revelaba al interpretar canciones de Guty Cárdenas, Ricardo Palmerín, Agustín Lara y otros compositores famosos de la época.
   
Gracias a la capacidad musical que demostró en la ejecución de la guitarra, con un estilo inigualable hoy día, así como por la calidad interpretativa de las obras musicales de los compositores de aquellos rumbos, en las lejanas tierras del Mayab, también es considerado un representante y un abanderado de la canción yucateca.
   
En 1971, en un escenario que existió en el parque central de Juchitán, semirodeado de columnas que sostenían los bustos de algunos héroes nacionales, se llevó a cabo un evento artístico en honor al ‘Trovador del recuerdo’. En este acto solemne se contó con la participación del compositor juchiteco Fernando Salinas ―mejor conocido Ta Dximi―, integrante del legendario Trío Xhavizende, quien interpretó una melodía de su autoría titulada Homenaje a Saúl Martínez, como un merecido tributo a su memoria, haciendo un recorrido de añoranza por aquellos sones nuestros que su voz inmortalizó. Al término de dicho evento todos los presentes encaminaron sus pasos rumbo al puente peatonal que conecta el centro de la ciudad con la Octava Sección, Cheguigo, con el objeto de develar una placa en señal de que a partir de ese día la avenida principal de ese barrio llevaría el nombre de Saúl Martínez .

La Juanita y Llorona quedaron tristes,
la Mareña y Petrona de luto visten;
luto en los corazones porque te fuiste,
en Juchitán, la tierra donde naciste.

En Sonidos de la Nación Zapoteca, fonoteca virtual del Comité Melendre, podrán escuchar y descargar de manera gratuita la versión original de esta canción interpretada por el propio autor, Fernando Salinas. Para esto pueden ingresar a www.facebook.com/sonidosdelanacionzapoteca o http://www.comitemelendre.blogspot.com, donde también podrán encontrar más de 280 temas disponibles.

Para descargar el tema anterior, pinche el siguiente vínculo: Homenaje a Saúl Martínez.



[Reseña publicada en Guidxizá, una mirada a nuestros pueblos, suplemento cultural del Comité Melendre, Año I, N° 14, Dom 28/Oct/2012. Se autoriza su reproducción siempre que sea citada la fuente.]