Postura del Comité Melendre ante la Consulta para el "Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec" (Corredor Transístmico)

Juchitán, Nación Zapoteca, 29 de Marzo de 2019
6 Agua de Gabena (13 del 6° mes), Año 11 Temblor


Con mucha preocupación leemos la Convocatoria a las Asambleas Regionales Consultivas sobre la creación del "Programa de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec" que se realizarán el sábado 30 y domingo 31 de marzo del presente año en distintas sedes de los estados de Veracruz y Oaxaca.

Resulta extraño que un proceso de tanta importancia para el Estado Mexicano se anuncie con muy pocos días de antelación. El documento en cuestión se publicó en el Diario Oficial de la Federación el martes 26 de marzo (fechado el 20 de marzo) por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI).

Como zapotecas que somos, consideramos totalmente equivocado el modo en que dicha Consulta pretende realizarse, sin apego no sólo al marco legal internacional y local, sino al trato justo y equitativo que merecen los pueblos originarios de este país.

Es técnicamente inviable efectuar las etapas informativa, deliberativa, y de consulta y acuerdos en sesiones de un solo día por grupo étnico. Baste recordar que el “Proceso de consulta previa libre e informada a la comunidad indígena de Juchitán de Zaragoza, sobre la construcción y operación de un proyecto de generación de energía eólica, promovido por la empresa Eólica del Sur” dilató nueve meses, y fue duramente cuestionado y hasta desconocido por algunos sectores. Además, resulta incongruente con la misma Convocatoria que a la letra dice que los pueblos originarios “como sujetos de derecho público, serán el eje central de atención de la política pública y de los proyectos estratégicos, con mayor razón en aquellos casos donde son titulares de las tierras, territorios y recursos naturales”. ¿Cómo pretende hacerse efectivo lo anterior cuando se convoca con menos de una semana de antelación a autoridades e instituciones que representan a más de medio millón de ciudadanos? ¿Acaso piensan que las poblaciones conocen, estudian, discuten y deciden temas trascendentales en menos de 24 horas?